Candidata en España postula así porque dice tener "dos grandes argumentos"

Sole Sánchez asegura que los “jóvenes no hacen caso de programas, sí de dos pechos”. Retiró el cartel tras la polémica

Candidata en España postula así porque dice tener "dos grandes argumentos"

La candidata a la alcaldía del Partido Democrático de Ciutadella (PDC) en España, Sole Sánchez, ha declarado, tras retirar un cartel denunciado por sexista en el que exhibía el busto, que “muchos jóvenes no hacen caso de los programas electorales, pero sí de dos pechos”.

La candidata, que se define como “transgresora, irreverente, un poco cínica y apasionada”, posaba en el cartel con el torso desnudo y sus pechos cogidos desde atrás con el lema “Dos grandes argumentos”.

La difusión de esta imagen, colocada en un escaparate de la sede de su partido, coincide con la aparición de unas fotografías de Sánchez en ropa interior y con parafernalia sadomasoquista en la revista local “Més Iris Menorca” (ver imagen), donde se queja de que “la mayoría de los partidos políticos utilizan solo las mujeres para llenar las listas electorales”.

El partido Esquerra Unida de Menorca expresó su desacuerdo con el cartel de Sánchez en el que exhibía sus pechos e informó a la directora del Instituto Balear de la Mujer, Lila Thomas, quien en dos escritos sucesivos reclamó a la candidata que retirara la imagen porque es sexista y atenta contra la dignidad de la mujer. Por su parte, el Institut de la Dona ha informado del caso a la Junta Electoral y al Observatorio de la Publicidad del Instituto de la Mujer estatal.

El cartel fue retirado ayer de la sede del PDC y en su lugar aparece otra imagen de Es Pla, un espacio urbano de Ciutadella, con críticas políticas.

¿QUIÉN ES SOLE SÁNCHEZ?
Sole Sánchez, de 29 años, fundó el Partido Democrático de Ciutadella en diciembre pasado junto a Catalina Faner, que finalmente se presenta a las elecciones del 22 de mayo en la candidatura de UPyD al Consell de Menorca.

Bajo el lema “Ya es hora de cambiar”, reclama un “cambio de mentalidad social; no tanto un cambio de poder o partido, sino un cambio que surja del alma del menorquín, que debe evolucionar más, por ejemplo con las parejas interraciales”. “En esta sociedad ha afirmado todos nos consideramos muy modernos, pero ser homosexual sigue siendo un estigma; constituye hoy aún un castigo divino”.

Concurrió a la elecciones municipales del 2003 en el quinto puesto de la candidatura del desaparecido Partit Menorquí (PMQ), encabezada por Lorenzo Casasnovas, que consiguió el acta de concejal y se incorporó al gobierno municipal de PP. Hoy está imputado por un presunto caso de corrupción urbanística en la denominada “permuta del solar de las ratas” que debe juzgar la Sala Penal de la Audiencia de Palma.