Una cárcel de EE.UU. liberó a los presos por recorte de presupuesto

Aunque autoridades dijeron que quedaron recluidos “lo peor de lo peor”, uno de los 39 reos libres fue delincuente sexual

Una cárcel de EE.UU. liberó a los presos por recorte de presupuesto

Decenas de reos salieron el miércoles corriendo y gritando de alegría de la cárcel bajo un cielo soleado después que un condado en la región maderera de Oregon se vio obligado a liberarlos debido a recortes presupuestales.

La oficina del alguacil dejó en libertad a 39 reos, disminuyendo a 60 la población de la cárcel de Grants Pass, la mitad de ellos prisioneros federales retenidos bajo contrato.

“No tuvimos otra alternativa dado nuestro predicamento de financiamiento”, dijo el subalguacil del condado de Josephine, Don Fasching. “Estamos muy preocupados por la seguridad pública”, señaló.

Aproximadamente la mitad de los reos liberados terminarán sus sentencias en cuadrillas de trabajo. El resto estaban en espera de juicio.

“LO PEOR DE LO PEOR”
Los cargos más comunes que enfrentaban eran delitos por drogas, asaltos menores, robo en casa, robo de identidad y violaciones a libertad condicional.

“Mantuvimos dentro a lo peor de lo peor”, dijo el comandante de prisión Vicki Smith.

Entre los reos liberados estaba uno que fue encarcelado por no registrarse como delincuente sexual.

La oficina del alguacil se vio obligada a recortar el personal a niveles no vistos desde 1991 después de que los votantes rechazaron enfáticamente un impuesto por 12 millones de dólares para cubrir un boquete dejado por la expiración de subsidios federales madereros. Desde entonces, las solicitudes de permisos para portar armas ocultas aumentaron rápidamente, debido en muchos casos al temor de que los recortes en la oficina del alguacil se traducirán en un incremento de la delincuencia.