Las cataratas de Iguazú, una maravilla al límite

Compartidas por Brasil y Argentina, las imponentes cataratas fueron elegidas como una de las siete nuevas maravillas naturales del mundo

Las cataratas de Iguazú, una maravilla al límite

RAÚL ALARCÓN

Menos de cuatro horas en avión desde Lima nos separan del aeropuerto de Foz de Iguazú, el cual se ubica en el estado de Paraná (Brasil) y sirve como puerta de ingreso para visitar las cataratas de Iguazú.

Esta reserva natural, ubicada en los últimos setenta kilómetros del río Iguazú, en la frontera entre Brasil y Argentina, alberga 275 caídas de agua.

Las cataratas se encuentran a la espera de su ratificación final como nueva maravilla natural del mundo, tras su elección popular del pasado 11 de noviembre.

Tal como señala su nomenclatura en guaraní, Iguazú significa agua grande y hace honor a su nombre con cascadas que llegan a medir ochenta metros de altura, como es el caso de la Garganta del Diablo.

Pero si en el estado de Paraná afirman contar con la mejor vista panorámica de las cataratas, los argentinos de Puerto Iguazú ( provincia de Misiones) replican que si bien en “Brasil las ves, en Argentina las vivís”.

POR PARTIDA DOBLE
Si decide visitar las cataratas del lado brasileño tendrá que trasladarse hacia el oeste de Paraná, en donde se ubica el Parque Nacional do Iguaçu, formado por un conjunto de pasarelas que ofrecen una vista frontal de las cataratas.

El recorrido incluye un acercamiento a los saltos de Floriano, Deodoro y Benjamín, para luego internarse por las pasarelas hasta la cascada de Santa María, en donde se acercará tanto que sentirá el agua salpicar en su rostro.

Un paseo que no se debe perder es el que se realiza con un bote hasta el corazón mismo de las caídas de agua, previa parada para la foto de rigor.

Si bien Brasil posee la vista, el lado argentino se jacta de contar con cerca del 70% de las cascadas en su territorio. Así, el Parque Nacional Iguazú ofrece varios circuitos: el inferior, superior y el de la Garganta del Diablo. El primero es un recorrido por los saltos Dos hermanas, Bossetti, Escondido, así como una panorámica de la isla San Martín y del salto Unión.

Posteriormente se pasa al paseo superior, en el que se desplazará por pasarelas que llegan hasta la majestuosa San Martín, punto desde el cual se tiene una vista general del lado brasileño.

Por si esto fuera poco, los visitantes subirán a un tren ecológico que los trasladará hasta Puerto Canoas, desde donde se emprende una caminata de 1.000 metros hasta llegar a la impactante Garganta del Diablo, caída de ochenta metros de altura.

La experiencia de estar tan cerca a una maravilla natural de este tipo es sencillamente alucinante.

Durante su estadía por el parque podrá apreciar gran cantidad de aves, así como unos mamíferos llamados coatíes, los cuales se caracterizan por ser muy sociables.

ATRACTIVOS CERCANOS
La selva subtropical en la que se encuentran Paraná y Misiones es muy rica en flora y fauna. Por ello, a ambos lados de la frontera hallará parques turísticos que se encargan de preservar y rescatar aves en peligro de extinción.

En Parque das Aves lo que más llama la atención es el hecho de que más de 150 especies de aves, entre tucanes, urracas, papagayos y flamencos, se encuentran en viveros gigantes a los que tendrá oportunidad de ingresar para entablar un contacto directo con ellos.

En otros ambientes del recinto funcionan lagunas naturales y espacios acondicionados para albergar yacarés, anacondas, boas, monos tití y cientos de mariposas multicolores que asombran a los visitantes.

Un punto interesante es el de la represa hidroeléctrica de Itaipú, considerada la más grande del mundo, cuyos trabajos de represamiento de las aguas del río Paraná para su aprovechamiento hidráulico datan de 1975. Actualmente es considerada como una de las siete maravillas del mundo moderno.

Misiones no se queda atrás y también goza de atractivos que complementan la oferta de sus cataratas. Entre estos figuran la Casa de los Pájaros, que se inició como un centro de cría de halcones, pero que hoy funciona como parque turístico en el que se pueden apreciar desde las aves más características de la región hasta otras en peligros de extinción, como el guacamayo rojo o la yacutinga. Aquí también se alberga y cura a animales que han sido arrollados en las carreteras.

Finalmente, podrá visitar la aldea Fortín M’borore, una comunidad guaraní constituida por 140 familias que mantienen vigentes las tradiciones de sus antepasados.

En este lugar no solo podrá conocer de cerca sus técnicas de cacería y aprender acerca de la medicina tradicional, sino que también tendrá oportunidad de apreciar cómo fabrican sus artesanías.

TOMA NOTA
Las cataratas de Iguazú están formadas por 275 caídas de agua, de las cuales alrededor del 70% se encuentra en la provincia de Misiones (Argentina).

Fueron descubiertas por el navegador español Álvar Núñez Cabeza de Vaca en 1542.

El Parque Nacional Iguazú fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad en 1984. El Parque Nacional do Iguaçu se adjudicó el mismo título dos años más tarde.

Argentina no cuenta con aeropuerto en Iguazú, pero su puesto de ingreso se encuentra a diez minutos del aeropuerto Foz de Iguazú. Solo se requiere presentar el pasaporte.

Junto al paso fronterizo se encuentra el Duty Free Shop Puerto Iguazú, el cual ofrece una diversidad de artículos libres de impuestos.

Foz de Iguazú cuenta con unos 130 hoteles y Puerto Iguazú aproximadamente con 30.