Chile responde a Evo Morales que "no hay países que regalen su territorio"

El canciller Alfredo Moreno advirtió que no perderán soberanía y que entre ambos países no hay problemas limítrofes

Chile responde a Evo Morales que "no hay países que regalen su territorio"

El gobierno chileno respondió hoy al presidente de Bolivia, Evo Morales, que en la víspera reclamó una vez más una s“alida soberana al Pacífico”:http://elcomercio.pe/tag/172361/salida-al-mar-de-bolivia para la nación andina al señalar que “no hay países que regalen su territorio”.

“No vamos a perder soberanía sobre ninguna parte de nuestro territorio”, subrayó, en declaraciones a la red pública TVN el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno.

“No hay ejemplos de países que regalen un pedazo de su territorio, ni que le digan a un ciudadano que hoy es chileno y que mañana va a pasar a ser de la nacionalidad de otro país. Eso no existe”, agregó.

Luego criticó la actitud de Evo Morales. “Yo creo que más allá de lo que uno dice para la prensa y las cámaras, lo que hay que tener presente es una cosa muy simple: Chile y Bolivia no tienen ningún problema limítrofe. Los países se pusieron de acuerdo hace ya tantos años (…) No hay ninguna duda de que los límites entre Chile y Bolivia están perfectamente delimitados”, sentenció.

DEMANDA
Durante la jornada de apertura de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que se celebra en Santiago de Chile, Evo Morales afirmó que “no pueden haber países dueños de territorios en Latinoamérica”.

“Así como Estados Unidos devolvió el Canal a Panamá, Chile debe devolver el mar a Bolivia e Inglaterra las Islas Malvinas a Argentina”, manifestó el gobernante boliviano, que ha llevado la reclamación de su país a todos los encuentros internacionales en que ha participado.

RELACIONES
Bolivia perdió su acceso al Pacífico en una guerra que, en alianza con Perú, libró contra Chile en el siglo XIX y desde entonces el asunto ha perturbado las relaciones bilaterales entre Santiago y La Paz, pese a que un tratado firmado en 1904, 25 años después del conflicto, estableció las fronteras definitivas entre ambos.

Las relaciones a nivel de embajadores están suspendidas desde 1962, con un breve paréntesis entre 1975 y 1978 y un diálogo emprendido por ambos gobiernos en 2006, sobre la base de una agenda de trece puntos que incluía la aspiración marítima de Bolivia, quedó prácticamente congelado desde 2010.