Cifra de muertos por estampida en Camboya subió a 456

Las autoridades camboyanas continúan investigando las causas de la tragedia, mientras las familiares de los desaparecidos buscan a sus seres queridos en los hospitales

Cifra de muertos por estampida en Camboya subió a 456

Camboya investiga las causas de la estampida que acabó con la vida de 456 personas en Phnom Penh, mientras familiares de las víctimas siguen recorriendo hoy los hospitales para localizar a sus seres queridos entre los cientos de heridos que causó la tragedia.

La cifra de fallecidos ha aumentado de 378 a 456 en el informe preliminar realizado por un subcomité y anunciado esta tarde por los medios de comunicación estatales, debido, según las autoridades, a que algunas de las víctimas fueron trasladadas directamente a sus hogares tras la estampida.

ALGUNAS EXPLICACIONES
Un equipo de diez agentes tomó declaración a las víctimas para esclarecer qué causó el ataque de pánico que desencadenó el alud humano en el puente peatonal que conecta la ciudad con Koh Pich (Isla Diamante) durante el Festival del Agua, una de las principales fiestas del calendario camboyano.

“Creemos que la estampida se originó porque el puente empezó a balancearse y la gente se asustó porque creyó que podía derrumbarse”, dijo a Efe Heng Vihol, responsable de Seguridad e Información del Ministerio del Interior.

“Unos dicen que se asustaron porque vieron a unos jóvenes peleando, otros porque pensaban que el puente se iba a caer y otros simplemente porque no podían respirar”, añadió Som Eing, miembro del equipo de investigación tras hablar con varios supervivientes.

El Gobierno, en cambio, descartó que la estampida hubiera sido causada por descargas eléctricas del sistema de iluminación del puente, versión que secundaron las autoridades sanitarias.

“Nosotros no hemos visto ningún caso de electrocución aquí”, asegura la doctora Lim del hospital Calmette, el que ha recibido a un mayor número de muertos y heridos.

LAS CAUSAS DE LA MAYORÍA DE MUERTES
Los médicos atribuyen la mayoría de muertes a traumatismos internos, insuficiencias respiratorios y a la asfixia provocada por la avalancha que atrapó 18.000 personas en el puente, según dijo a Efe el portavoz del Consejo de Ministros, Phay Siphan.

Víctimas y testigos dieron versiones confrontadas sobre lo que ocurrió el lunes por la noche.

El Gobierno, que ha declarado una jornada de luto nacional para mañana jueves, ha abierto dos cuentas bancarias y ha pedido colaboración financiera y material a organizaciones caritativas y particulares del país e internacionales para ayudar a las familias de los afectados.