Cifras y datos sobre el partido de fútbol que tiñó de sangre a Egipto

La fatal estampida causó 74 muertos y dejó cientos de heridos. Se teme que el mismo gobierno esté detrás de esta masacre

Los momentos del caos. (YouTube)

DANIEL MEZA @daniel_mz
Redacción Online

No fue un disturbio político, si bien los ánimos están caldeados con la junta militar que gobierna Egipto. Tampoco fue un atentado de fundamentalistas religiosos. Aunque parezca increíble, se trató de un suceso desencadenado al finalizar un partido de fútbol. Lamentablemente, la violencia llegó al deporte en Egipto y el horror y el miedo volvieron a apoderarse de esta golpeada nación.

Hasta el momento, la duda está sembrada: hay decenas de detenidos, pero no se sabe exactamente quién esté detrás de esto. Pueden ser los mismos barristas de fanatismo extremo, aunque algunos legisladores del partido Libertad y Justicia PJL (de mayoritaria presencia en el parlamento) han acusado a las fuerzas de seguridad de haber actuado así intencionalmente, a fin de avivar el clima de inseguridad que vive el país. “Nosotros o el caos”, sería la posición de la junta militar.

CIFRAS
El partido entre los clubes Al Masry Sporting Club (local) y Al Ahly Sporting Club (visita) jugado en el Estadio de Port Said lo presenciaban unos 13.000 espectadores y estaba custodiado por 20 brigadas de policías antidisturbios. Muy poco para contener a una masa enceguecida de ira y ganas de matar valiéndose de cuchillos, palos y piedras.

Para los locales, era increíble ganarle al rival –uno de los clubes más importantes de Egipto y África. El resultado fue de 3-1 a favor de los anfitriones. Cuando sonó el pitazo final, ambas barrasbravas saltaron a la cancha a definir lo que –a su juicio- no habían terminado sus futbolistas.

La matanza dejó hasta el momento 74 muertos y una cantidad creciente de heridos que supera los 200.

Según informó el Ministerio del Interior a agencias internacionales, hay casi medio centenar de detenciones y todavía se realizan arrestros.

Aún así, un comunicado oficial del gobierno indica que las fuerzas de seguridad “actuaron con sabiduría”. Todo lo contrario a lo que dicen testimonios recogidos por agencias internacionales: la gente dice que vio poco actuar policial.

“La invasión del campo al término del encuentro provocó el pánico entre la multitud en medio de la lucha de las aficiones rivales. La mayoría de las muertes se produjeron por pisotones y aplastamientos por la estampida que causó el pánico, o bien gente que fue empujada o se cayó desde lo alto de las gradas, dijeron testigos a la agencia Reuters.

A la hostilidad histórica que se tienen ambos clubes (clásica rivalidad del fútbol, similar al “U” – Alianza) se le suma la ferocidad de sus hinchas. Solo mencionems a los llamados Ultras del Al Ahly. Estos bravos aficionados jugaron un destacado papel en las protestas contra la Junta Militar y estuvieron en la primera línea de batallas en algunos de los días más conflictivos de la plaza Tahrir. También se conoce que lucharon con todo su poder organizacional en las revueltas para echar del gobierno al dictador Hosni Mubarak.

Egipto decretó 3 días de luto por esta tragedia. Tan grande ha sido el impacto del suceso, que tres jugadores de la selección egipcia anunciaron que nunca más volverán a jugar al fútbol.