Cinco factores que explican la crisis italiana que acabó con Berlusconi

Otro primer ministro europeo cayó por la crisis que afecta a la Eurozona. Aquí los motivos y lo que le espera a Italia

Cinco factores que explican la crisis italiana que acabó con Berlusconi

DANIEL MEZA daniel_mz
Redacción Online

Si Grecia perdió al ex primer ministro Georgios Papandreu, el sábado fue el turno de Silvio Berlusconi quien, acorralado por la situación crítica de la economía italiana, se vio forzado a dimitir y dejar las riendas del país peninsular en las manos del economista Mario Monti. ¿Cómo se desencadenó esta situación?

1. ¿Cuál es el principal problema en Italia?
Italia es la tercera economía de Europa y se encuentra entre las 10 primeras del mundo (su PIB es de US$ 2’051.412’153.370 al 2010, según el Banco Mundial). No obstante su posición, la deuda alcanza un 120% de su PIB, lo que significa que su situación, igual que Grecia, es crítica (la deuda italiana supera a la griega en unas seis veces). Sumemos a esto la pérdida de confianza en que el país pague sus deudas (las tasas de interés de los bonos que el país pide han sobrepasado el 7%), agreguemos que la economía italiana está en retroceso (bajará en 0,2% en el último trimestre del año) y a esto, adicionemos que agencias de calificación (Moody’s) le bajaron la nota a su deuda. En peor situación, imposible.

El economista y catedrático de la Universidad del Pacífico Jorge Gonzales Izquierdo señala, en diálogo con elcomercio.pe, otro factor que agrava la situación de Roma. “Muchos bancos italianos compraron bonos griegos. Si el problema griego no se arregla, estos perderían su patrimonio y en consecuencia no estarían en capacidad de dar crédito a los agentes económicos de Italia (empresas y personas), lo que ocasionaría más recesión”.

2. ¿Cómo se llegó a esta precaria situación?
No solo ‘Il Cavaliere’ tuvo responsabilidad en cuanto a la crisis sino también sus predecesores, quienes se remontan al período posguerra. Desde hace muchos años hubo excesos en el gasto público con los que se minó buena parte de la riqueza italiana. Y al igual que en Grecia, “las exageradas pensiones jugaron su papel impulsadas por un mal manejado Estado del Bienestar”, afirma González Izquierdo.

Según informó recientemente el diario “El País”, Italia es el país del mundo donde se viven más años cobrando la pensión (22,2 años los hombres y 26,9 las mujeres). Como consecuencia, más de 130.000 personas se jubilaron en 2010 con menos de 60 años, casi 4 millones de italianos cobran actualmente la pensión y el Estado se gasta cada año €73.000 millones (más de US$100.000 millones).

Males como el de la histórica burocracia, la evasión de impuestos, la corrupción, un sistema laboral que premia a los empleados públicos con el mítico ‘puesto fijo’ y que prohíbe el acceso de miles de jóvenes que optan por emigrar ayudan al mal funcionamiento de este sistema, dijo a “La Nación” el periodista italiano Sergio Risso (“Corriere della Sera”), autor del libro “La deriva”, un ‘best seller’ que grafica los defectos gubernamentales de su país.

3. ¿Cuánta responsabilidad tiene Silvio Berlusconi en la crisis?
Mucha. Mientras la opinión pública se distraía con los escándalos sexuales y problemas legales de ‘Il Cavaliere’ (una perfecta cortina de humo), pocos pensaban en que el país estaba en números rojos y que poco o nada se hacía para paliar esta situación. Hasta que la gigantesca deuda contraída en los últimos dos años explotó y el gobierno de Berlusconi fue irresponsable e incapaz de aprobar medidas al respecto. Así, luego de que el parlamento le quitara la confianza, Berlusconi renunció a cambio de que le aprueben el programa de ajustes que diseñó con el FMI para salvar a Italia de tal descalabro.

4. ¿La Eurozona pudo ayudar a Italia? ¿Qué hará este país para salir del problema?
No. La economía italiana es muy grande para ser “rescatada”. Si bien los líderes de la Zona euro acordaron ampliar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (fondo para el rescate de países en crisis) de €440.000 millones hasta 1 billón de euros en diciembre, sería imposible hacer algo así: un rescate a Italia alcanzaría hasta €1,4 billones. Así las cosas, las medidas de reajuste afectarán, en principal medida, a los bolsillos del ciudadano. Ellas contemplan ahorros de €59.800 millones (US$82.000 millones) en una mezcla de reducción de gastos y aumento de impuestos con el objetivo de equilibrar el presupuesto para 2014, es decir, con la no poco ambiciosa meta de quedar con las cuentas en cero.

5. ¿Quién es el designado para salvar a Italia de la crisis? ¿Cuál será el costo social de esta medida?
El designado por el presidente Giorgio Napolitano es el respetado economista Mario Monti, excomisario europeo y un académico de prestigio (de perfil parecido al del griego Lucas Papademos). Gonzáles Izquierdo explica este movimiento: “Una forma de generar optimismo en la banca es cambiar gobiernos de países en crisis colocando a un economista de primer nivel”.

No obstante, Monti tendrá que lidiar con una oposición significativa (aunque no cohesionada): una de sus contrapartes es Umberto Bossi, líder de la Liga Norte y ex socio de Berlusconi. Por su parte, el senador Bob Lasagna, ex jefe de campaña de Berlusconi en 1994, no cree que Monti pueda resolver los problemas de Italia de la noche a la mañana. “Algunos italianos creen que se les debería dar la oportunidad de votar por un gobierno en vez de imponerles uno”, le dijo a la BBC. No olvidemos a los ‘indignados’, jóvenes y adultos que no tardarán en manifestar su descontento en el momento en que se dé la orden de acabar con ‘la dolce vita’.