Las claves para entender el complejo proceso electoral de EE.UU.

Con el ‘caucus’ de Iowa, hoy se inicia una dura y apasionante competencia que será seguida atentamente por el mundo

Las claves para entender el complejo proceso electoral de EE.UU.

DANIEL MEZA @daniel_mz
Redacción Online

Algunos dicen en los Estados Unidos que su largo proceso electoral sobre todo en la etapa que precede a la elección presidencial se parece al fútbol americano. En este tipo de contiendas los participantes salen golpeados o con moretones pero por el largo y tedioso período que afrontan. No falta razón. Las presidenciales, que serían en noviembre, según lo programado, ya se disputan –a 11 meses de la fecha final- mediante los ‘caucus’ y elecciones primarias, lo que configuran un proceso electoral muy distinto y mucho más complejo que el de otros países. Hoy se inició el esperado ‘caucus’ de Iowa.

Varias encuestas han revelado que ni los propios estadounidenses entienden lo que significa un ‘caucus’ y, por consiguiente, se pierden de una parte de las elecciones de su país. Para empezar con nuestra explicación, debemos afirmar que el proceso que busca hallar al próximo presidente de los EE.UU. no se elige de manera directa (mediante el voto del ciudadano depositado en una urna como lo hacemos en el Perú, por citar un ejemplo), sino que tiene que pasar antes por procesos menores como lo son los ‘caucus’ y elecciones primarias, según el modo de cada uno de los 50 estados.

’CAUCUS’. Son una suerte de mini-procesos electorales que realizan algunos estados de la potencia norteamericana. Se definen y actúan como pequeñas asambleas de entusiastas electores que con cierta informalidad (en iglesias, colegios o parques) definen a los delegados que los representarán en la convención nacional de cada partido, otro proceso previo a las elecciones.

ELECCIONES PRIMARIAS A diferencia de los ‘caucus’, en las ‘primarias’ los electores se pronuncian directamente por uno de los aspirantes a la candidatura de cada partido. Los delegados que acuden a la convención nacional de cada partido (Demócrata, Republicano, etc.) se designan en proporción a los votos obtenidos por cada aspirante presidencial.

DELEGADOS. Son importantes agentes electorales. En los ‘caucus’, estos son elegidos por los ciudadanos con la intención de que los representen en la convención nacional del partido. No obstante, estos delegados pasarán por los filtros del ‘caucus’ de condado y el ‘caucus’ estatal. En el caso de las ‘primarias’, como ya se dijo, los delegados se eligen en proporción a los votos obtenidos por cada aspirante en su respectivo estado.

EL ‘CAUCUS’ DE IOWA
Por ser el primer estado donde los electores se pronuncian, Iowa acapara la atención de políticos y periodistas, lo que le da a este ‘caucus’ una trascendencia grande dentro del proceso. En el 2008, el presidente Barack Obama ganó el ‘caucus’ de Iowa (mira aquí su discurso). Si bien Iowa no define las elecciones presidenciales, marca una importante tendencia. Por ello, los candidatos intensifican campañas dialogando en las calles con ciudadanos de a pie, estrechando manos y besando bebes más que nunca.

LAS ‘PRIMARIAS’ DE NEW HAMPSHIRE
Similar expectativa se genera por las elecciones que se realizarán por las elecciones primarias en el pequeño estado de New Hampshire el 10 de enero, al marcar una tendencia en los partidos por ser la primera en iniciar comicios. Como ya se mencionó, el proceso es distinto al de los ‘caucus’, dado que en New Hampshire rige la votación directa. Los Estados Unidos han ido reemplazando gradualmente los ‘caucus’ por las elecciones primarias.

CONVENCIONES NACIONALES. Las convenciones son la mayor fiesta electoral de los partidos políticos tradicionales en EEUU. Aquí participan los delegados provenientes de ‘caucus’ y primarias. Es en esta reunión donde se elige al candidato de cada partido (Demócrata o Republicano) a las elecciones presidenciales a fines del verano boreal. También son designados cientos de delegados que representarán a cada partido en el Colegio Electoral. Según lo programado, el partido republicano proclamará oficialmente a su candidato presidencial el 29 de agosto en Tampa (Florida) y los demócratas elegirán a Obama el 6 de setiembre en Charlotte (Carolina del Norte).

EL COLEGIO ELECTORAL. Es la etapa definitoria y este año está programada para el 6 de noviembre del 2012. En él participan los delegados electos encargados de votar al Presidente y al Vicepresidente de los Estados Unidos. Desde 1964 el colegio electoral ha tenido 538 delegados (número equivalente al de los parlamentarios de aquel país). Los delegados, llamados también electores son técnicamente libres de votar a favor de cualquier persona elegible para ser Presidente (y vicepresidente), pero en la práctica se comprometen a votar por candidatos específicos en los procesos previos. Un candidato necesita la mitad más uno de los votos electorales, es decir 270, para llegar a la presidencia.

SUPERMARTES. Este es un día en el que coinciden varios ‘caucus’ o primarias en distintos estados, por lo que sus resultados pueden ponderar la nominación de algún candidato. En 2008, 24 estados participaron en el Supermartes, California y Nueva York incluidos. En 2012, el “supermartes” se celebrará el 6 de marzo y será menos “súper” que otros años, ya que solo coincidirán las primarias y caucus de diez estados, entre ellos, Massachussetts, Ohio y Virginia. Para entonces, es probable es que la contienda se haya reducido a dos o tres aspirantes.

Así las cosas, el proceso que se inició hoy tendrá concentrados a los medios locales e internacionales en las elecciones primarias y ‘caucus’ especialmente del Partido Republicano. ¿Y los demócratas? Ellos tendrán sus propias elecciones. No obstante, al carecer Obama de un rival u opositor fuerte dentro de su propio partido, el proceso será meramente formal, con poca actividad y sin suscitar mucho interés.

¿Qué candidato republicano saldrá victorioso en este duro y apasionante proceso electoral? Dentro de poco, conoceremos a los que se perfilan para competir con Barack Obama.