Colombia: venta a niños de álbum de Pablo Escobar causa polémica

En algunos barrios de Medellín ha surgido una nueva forma de entretenimiento para los pequeños: coleccionar figurillas del narcotraficante

Colombia: venta a niños de álbum de Pablo Escobar causa polémica

El álbum ‘Pablo Escobar, el patrón del mal’, ha estado circulando desde hace unos días por Medellín. La publicación, que coincide con el éxito de la serie de televisión del mismo nombre, se lanzó en barrios como Santo Domingo Savio, Popular 1 y 2 y algunas zonas de Aranjuez, al nororiente de la ciudad.

Varios profesores ya han alertado sobre esta nueva moda entre los más pequeños. El álbum sobre el narcotraficante más sanguinario de todos los tiempos y la serie sobre su vida han generado que los juegos más recientes de los niños tengan que ver con los personajes de la serie, basada en hechos reales con una dosis de ficción.

EL ÁLBUM
Según indicó el diario colombiano El Tiempo, se trata de una impresión sencilla y casi artesanal, en cuyo interior se encuentra la letra de la canción con la que inicia la serie y un texto con la historia de Pablo Escobar.

De acuerdo a Max Yuri Gil, director de la Corporación Región de Medellín, estas expresiones no “son solo un problema para los niños de barrios populares sino que se hace necesario un acompañamiento de los padres a todos los pequeños que ven la serie”.

“LO QUE LOS JÓVENES QUISIERAN SER”
“En los barrios populares, el problema es que ven en Escobar a un líder que encarna lo que los jóvenes de suS esquinas quisieran ser, pero no es solo allí, el tránsito entre lo admitido y lo no admitido es muy sutil y el nivel de aceptación de estos temas es una cosa que atraviesa la sociedad”, explicó a El Tiempo.

Por su parte, el experto en comunicación política de la Universidad Eafit, Jorge Bonilla, aseguró que este es un tema que vale la pena analizar desde el punto de vista antropológico.

“Desde esa dimensión, la figura de Escobar entró a la categoría de mito y no se ha ido de la ciudad ni ha muerto en términos de lo que significó como un sujeto que fue en contra de las reglas establecidas del momento”, comentó detallando que no se trata de hacer una apología a la violencia sino de entender esas expresiones más allá de las dimensiones morales y éticas.

(Fuente: EL Tiempo/Grupo de Diarios de América)