Concluyó cumbre en Caracas con nacimiento de nuevo bloque Celac

La dirección del nuevo grupo recayó en el presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien afirmó que las diferencias ideológicas en la región no deben obstaculizar la integración

Concluyó cumbre en Caracas con nacimiento de nuevo bloque Celac

Los jefes de Estado y de gobierno de 33 países formalizaron este sábado en Caracas el nacimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), un foro que constituye un escalón más en el intento de integración y que implica el adiós del Grupo de Río, absorbido por el nuevo bloque.

El anfitrión de la cumbre, el presidente venezolano Hugo Chávez, encabezó la última sesión, en la que se aprobaron la Declaración de Caracas, un Plan de Acción y comunicados sobre diversos temas que se incorporan a la agenda del grupo, una especie de Organización de Estados Americanos (OEA), pero sin Estados Unidos y Canadá.

Chávez comentó que el Plan de Acción contiene el compromiso de los países que forman la troika Chile, Cuba y Venezuela para “prender los motores” del grupo, cuya segunda cumbre se efectuará en Santiago de Chile el próximo año. Cuba será sede en 2013 y Costa Rica en 2014.

Los miembros de la Celac no pudieron ponerse de acuerdo en el procedimiento para el funcionamiento orgánico, que tiene que ver con la toma de decisiones.

Como no se pudo definir si el bloque tomará sus decisiones por consenso o mayoría, las determinaciones se tomarán por consenso mientras ese aspecto es debatido en futuros encuentros.

La troika también asumió el compromiso de celebrar reuniones para definir si el trío puede crecer con la incorporación de un representante de bloques regionales.

De igual forma, la troika estudiará una propuesta del presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, quien ofreció a su país como sede de la Secretaría General de la Celac, debido a que algunos mandatarios dicen que el organismo debe tener una mínima estructura.

DECLARACIÓN DE CARACAS
En la Declaración de Caracas, la Celac manifestó que nace en la coyuntura histórica de los 200 años de independencia de los países americanos y bajo principios como el respeto al Derecho Internacional, la solución pacífica de controversias y la prohibición del uso y la amenaza del uso de la fuerza.

También mencionó el respeto a la autodeterminación, a la soberanía y a la integridad territorial, la no injerencia en los asuntos internos y la protección de los derechos humanos y de la democracia.

El nacimiento de la Celac implica la despedida del Grupo de Río, que había surgido en 1986 tras la fusión del Grupo de Contadora (Colombia, México, Panamá y Venezuela), creado para apoyar la paz en Centroamérica, y el Grupo de Apoyo (Argentina, Brasil, Perú y Uruguay).

CHILE LIDERA CELAC
El bloque debutó con la decisión de respaldar la candidatura del vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, al cargo de secretario ejecutivo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Tras ser aprobados todos los documentos con un golpe de escritorio, Chávez le entregó la dirección del grupo al presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien se declaró “contento” del resultado de la primera cumbre de la Celac.

Aludiendo a las diferencias ideológicas con los otros colegas de la troika (Chávez y el presidente cubano, Raúl Castro), Piñera comentó que esto no debe obstaculizar un proceso de integración y, por el contrario, puede fortalecerlo.

“Asumo con mucha responsabilidad y esperanza esta Presidencia Pro Témpore de la Celac. El siglo XXI va a ser el siglo de América Latina y el Caribe. Buscamos el desarrollo integral, fortalecer la libertad de nuestros pueblos y crear oportunidades de igualdad”, dijo Piñera.