Condenan a prisión a bloguero por injuriar al ejército egipcio

Maikel Nabil afirmó que la represión en el país no terminó con la caída de Mubarak

Condenan a prisión a bloguero por injuriar al ejército egipcio

FRANCISCO CARRIÓN
Corresponsal

EL CAIRO. “No imploro libertad a un grupo de asesinos y ladrones de la patria”, escribe Maikel Nabil desde la cárcel. Este joven bloguero copto, fue condenado ayer a dos años de prisión por insultar al ejército y difundir noticias falsas.

En abril una corte militar le había impuesto una pena de tres años pero, después de mantener dos meses de huelga de hambre, la causa fue reabierta. “Es más honorable morir o suicidarse que permitir que un puñado de criminales nazis crean que han tenido éxito en coartar mi libertad. Yo soy más grande que esa farsa”, sostiene en una misiva el activista de 26 años, que tras conocer la nueva sentencia ha amenazado con iniciar otro período de ayuno.

Antes de ser arrestado el 28 de marzo, su última declaración fue denunciar que el ejército y el pueblo nunca fueron una mano, en oposición a la consigna que coreó la multitud cuando los tanques irrumpieron en El Cairo a finales de enero.

“La revolución derrotó al dictador pero no a la dictadura”, clamó entonces. Logró una pequeña victoria cuando su expediente fue transferido a un tribunal civil. El veredicto de este juzgado no puede ser objeto de un indulto por parte de la junta militar. La corte también obliga a Nabil a pagar una multa de 33 dólares y otra de 49 dólares en concepto de las tasas del abogado.

“Rechazaba comparecer ante una corte militar porque jamás insultó a las Fuerzas Armadas”, relata a El Comercio su hermano Mark, quien asegura que sus padres llegaron incluso a disculparse por sus palabras pero el ejército fue inflexible.

A diferencia de otros activistas que se encuentran en prisión, el caso de Nabil concita menos apoyo entre los revolucionarios egipcios porque en varias ocasiones ha mostrado en público su simpatía al Estado de Israel.

“Sueñan si piensan que me cansaré de la huelga de hambre y aceptaré el encarcelamiento y la esclavitud”, apunta este licenciado de Veterinaria, que ya en el 2009 defendió su derecho a la objeción de conciencia al servicio militar obligatorio. “Es el ejército quien debe pedir perdón por sus crímenes de asesinato, tortura y juicios ilegales”, agrega.

Según Amnistía Internacional, que reclama su liberación inmediata e incondicional, su proceso judicial ha estado plagado de errores y retrasos innecesarios en los que se ha jugado cruelmente con su vida.

CLAVES
1 Maikel Nabil, considerado el primer preso de conciencia de la transición egipcia, es unos de los más de 12.000 civiles que han sido juzgados por tribunales militares desde la caída del ex presidente Hosni Mubarak y la llegada al poder de los uniformados.

2 Según varias organizaciones locales de derechos humanos, el caso de Nabil es una ofensa a los derechos de libertad de expresión y de un juicio justo. “Perpetuar las políticas opresivas de Mubarak supone deteriorar las libertades”, indican.