¿Fiebre Tiger Woods?: crecen los pacientes por adicción al sexo en clínicas británicas

Muchos terapeutas están buscando ampliar su formación para tratar este trastorno. Las farmacéuticas tampoco han querido quedarse atrás

Desde que Tiger Woods confesó sus infidelidades, las clínicas británicas están recibiendo una oleada de pacientes que afirman necesitar tratamiento para combatir su adicción al sexo, aunque, al parecer, en Reino Unido hay pocos centros donde se ofrezcan terapias, según informó hoy la BBC.

El canal de noticias señaló, basándose en una encuesta, que muchos terapeutas están buscando ampliar su formación para tratar este trastorno.

Según dijo a la BBC el terapeuta Steve Pope, cuando el astro del golf confesó que había traicionado a su mujer debido a su adicción al sexo realmente salvó su vida. Los afectados por este trastorno suelen caer en depresiones debido a la presión y se pueden producir casos de suicidio, añadió.

Sin embargo, hay quienes niegan que la adicción al sexo pueda considerarse una enfermedad. “Parece que, por que lo sufran los famosos, creemos de pronto que nosotros también deberíamos sufrirlo”, opinó Glen Wilson, catedrático especializado en comportamientos sexuales.

“Y naturalmente, las empresas farmacéuticas no quieren perderse este tren”, dijo el experto a la BBC. El problema de sentir permanentemente la presión de querer mantener relaciones sexuales con otras personas debería ser primero investigado de forma más científica, añadió.

A finales de 2009, Woods confesó su adicción al sexo y señaló que se encontraba bajo tratamiento psicológico debido a esa enfermedad.


Tags relacionados

Adicción al sexo