Cristina Fernández repudió ataque de radicales contra embajada británica

Presidenta de Argentina dijo que se cometieron “actos vandálicos” el lunes pasado, cuando se recordaron 30 años de la guerra de las Malvinas

Cristina Fernández repudió ataque de radicales contra embajada británica

La presidenta argentina, Cristina Fernández, repudió hoy los “actos vandálicos” protagonizados el lunes por grupos radicales contra la embajada británica en Buenos Aires, coincidiendo con el 30 aniversario del inicio de la guerra por las Malvinas, y pidió a los jueces que “juzguen” a los responsables.

“Quiero repudiar los actos vandálicos cometidos contra la embajada del Reino Unido y contra cualquier embajada”, sostuvo Fernández al encabezar un acto en la ciudad sureña de San Carlos de Baroliche.

“Lo del otro día no fue una protesta social, sino un acto de vandalismo de organizaciones que no representan a la política”, dijo al aludir a los radicales que quemaron la bandera británica y apedrearon y arrojaron bombas caseras contra la sede diplomática antes de enfrentarse con la policía.

PIDE CASTIGO PARA VÁNDALOS
Tras recomendar a los jueces que “juzguen y castiguen” a quienes cometen este tipo de desmanes, Fernández afirmó que le “llama la atención” que en gobiernos de “tanto avance en materia de derechos humanos surjan estos grupos tan violentos que parecen servir a los intereses contrarios a Argentina”.

Fernández también criticó a quienes quemaron banderas británicas durante las manifestaciones que recordaron el 30 aniversario de la guerra que este país y el Reino Unido libraron por la soberanía de las islas Malvinas.

“No creo en la quema de banderas, sino más bien en elevar nuestra bandera a lo más alto. No se es más argentino quemando banderas”, se quejó.

La guerra por la soberanía de Malvinas, que inició el 2 de abril de 1982 y concluyó con la rendición argentina el 14 de junio del mismo año, dejó cerca de 900 muertos, en su mayoría argentinos.