Las cuevas de Altamira reabrirán al público tras ocho años cerradas

Los 21 bisontes pintados con pigmento rojo y negro que se encuentran en el interior son considerados obras maestras del arte del Paleolítico

Las cuevas de Altamira reabrirán al público tras ocho años cerradas

Las autoridades españolas decidieron – tras ocho años de reparaciones – abrir al público las pinturas rupestres de las Cuevas de Altamira , pese a las advertencias de los científicos que el calor corporal de los visitantes podría dañar esas obras de arte primitivo.

El Ministerio de Cultura y la junta directiva de las cuevas dijeron el martes que las visitas públicas a esas cuevas de Cantabria, en el norte de España, serán reanudadas el próximo año de forma restringida.

La cueva principal de Altamira contiene 21 obras de bisontes pintadas con pigmentos rojo y negro realizadas sobre piedra caliza. El lugar fue declarado herencia mundial por la Unesco en 1985.

De 1982 al 2002 solamente un reducido grupo de visitantes pudo entrar en las cuevas cada día, pero el calor y el aliento humano afectaron la calidad de las pinturas, cuya antigüedad ha sido calculada entre 14.000 y 20.000 años.