"A Daniel Zamudio le cortaron y orinaron": el brutal relato de un acusado de matarlo

Fabián Mora está en prisión preventiva por presuntamente golpear y dejar en coma a joven chileno que confesó ser gay

"A Daniel Zamudio le cortaron y orinaron": el brutal relato de un acusado de matarlo

Fabián Mora, actualmente en prisión preventiva por la muerte del joven Daniel Zamudio, decidió dio ayer una nueva versión de los hechos (con detalles cada vez más humillantes) sobre la brutal golpiza que sufrió el joven que dijo ser homosexual la noche que fue agredido cruelmente.

El diario “El Mercurio” tuvo acceso al interrogatorio al presunto agresor realizado ayer por la fiscalía chilena. Sobre el hecho de violencia ocurrido en el 3 de marzo en el parque San Borja (ubicado junto a la principal avenida de Santiago de Chile), Mora dijo que él y sus amigos fueron a aquel lugar “debido a que otras personas estaban consumiendo alcohol”.

Fueron expulsados por los guardias, y decidieron ir a buscar más bebida para volver al mismo lugar. A su vuelta, encontraron a Daniel Zamudio durmiendo “en la media luna” del parque. “Estaba con dos niñas que luego se van. Ahí le dijo al Alejandro y al ‘Chupa’ (apodos de sus amigos y cómplices) que estaba durmiendo y que fuéramos a despertarlo. Él se asustó porque nos vio a su lado”, reprodujo el medio chileno.

Le dijeron que se fuera a su casa. Después se fue, pero volvió con otro de los imputados que lo había encontrado en el camino. “Quedábamos cuatro personas”, dice. De acuerdo al relato, Zamudio rompió a llorar y le preguntaron si era “gay”.

“Daniel dice que sí lo es, que tiene miedo porque los nazis lo buscan y cree que le pueden pegar a él. Raúl le dice que son bromas, que no le pasará nada, pero se burla de él por su condición sexual”. Zamudio no se va del parque.

A eso de las 11:30, otra vez dormido Zamudio, uno de ellos aprovecha y le “pone una patada en la sien con el talón y otra en la nuca”. “Le pegan en la guata (sic), cabeza, las patadas sonaban. Paran para tomar y luego Alejandro y ‘Pato Core’ empiezan a orinarle en el estómago. Se sientan a tomar y se ríen de lo que hicieron.

LE QUEMARON CON CIGARROS
Inconsciente todo el tiempo, Zamudio sangraba por la nariz. De acuerdo al relato, uno de ellos “le rompe la botella en la cabeza. Con la botella rota, otro le levanta la polera y le dibuja la esvástica en la “guata” y le da dos ‘punzazos’ (o cortes) en el lado izquierda. Le gritan “gay, lacra, ensucias mi patria” y lo patean en la cabeza otra vez.

La víctima vivía. Ademas, contó, le quemaron con colillas de cigarros. Se sentaron en su pecho y lo azotaron en el suelo durante 15 minutos. Le siguen pateando. Continúan los golpes y los insultos y le dibujan con el vidrio roto otras dos esvásticas en la espalda.

Mora dice que vio cómo le rompieron la pierna a Zamudio lanzándole una piedra en repetidas oportunidades hasta aburrirse, para luego quebrarla con su propio brazo. No contento con ellos, le tomaron una foto.

El testimonio será clave para configurar la alevosía del brutal crimen que sacudió a país, indica el medio chileno. Zamudio, tras su muerte, se ha convertido en un ícono de la lucha contra la discriminación contra homosexuales en Chile.