Descubren cuarto caso de mal de las “vacas locas” en EE.UU.

Encefalopatía bovina no representa peligro de contagio a humanos, afirmaron autoridades estadounidenses

Descubren cuarto caso de mal de las “vacas locas” en EE.UU.

Un nuevo caso de encefalopatía espongiforme bovina fue detectado en una granja lechera en California, pero el animal no iba a ser utilizado en el suministro alimentario en Estados Unidos y no representó riesgo alguno, dijo el martes del Departamento de Agricultura.

John Clifford, jefe veterinario del Departamento, dijo que la vaca de California no ingresó a la cadena alimentaria y que los suministros de carne y leche en el país están seguros. Es la cuarta vaca con encefalopatía detectada en Estados Unidos desde que el gobierno comenzó a inspeccionar el ganado para proteger los suministros alimentarios.

“NO HAY RAZÓN PARA ALARMARSE”
“Realmente no hay razón para alarma respecto a ese animal”, dijo Clifford en una conferencia de prensa convocada con premura.

Clifford no dijo cuándo se descubrió la enfermedad ni la ubicación exacta de la vaca. Dijo que estaba en una planta de procesamiento cuando fue descubierto el caso por medio de los exámenes regulares.

Un alto directivo de la compañía de California dijo el martes que una vaca en su estación de transferencia en Hanford dio positivo para la también llamada enfermedad de las vacas locas.

MUESTRA AL AZAR
Dennis Luckey, vicepresidente ejecutivo de Baker Commodities, en Los Angeles, dijo a The Associated Press que la enfermedad fue descubierta luego de que trabajadores seleccionaron la vaca como parte de un muestreo aleatorio.

La muestra se tomó el 18 de abril del cadáver de la vaca, dijo. “Este animal resultó ser uno de los que se seleccionaron al azar”, dijo Luckey.

La encefalopatía espongiforme bovina puede ser fatal para humanos que consuman la carne contaminada. La Organización Mundial de Salud ha dicho que exámenes han mostrado que los humanos no pueden ser infectados al consumir leche de animales afectados por la enfermedad.

En el caso del ganado, sin embargo, la enfermedad es siempre fatal. Ha habido tres casos confirmados de encefalopatía bovina en Estados Unidos: en 2003 en el estado de Washington, en una vaca nacida en Canadá; en 2005 en Texas; y en 2006 en Alabama.

El Departamento de Agricultura está compartiendo sus resultados de laboratorio con autoridades internacionales de salud animal en Canadá y Gran Bretaña, dijo Clifford. Dijo que el caso en California es atípico porque la vaca no contrajo la enfermedad al consumir alimento contaminado.