Dos presuntos terroristas fueron detenidos en aeropuerto de EE.UU.

Mohamed Mahmood Alessa (20) y Carlos Eduardo Almonte (26) fueron arrestados cuando estaban a punto de abordar vuelos separados a Egipto

Dos ciudadanos estadounidenses que presuntamente querían matar a soldados de su país fueron arrestados en un aeropuerto de Nueva York antes de abordar vuelos que los habrían llevado a unirse a un grupo extremista en Somalia, informaron las autoridades el domingo.

Los detenidos Mohamed Mahmood Alessa, de 20 años, y Carlos Eduardo Almonte, de 26 son residentes de Nueva Jersey y fueron arrestados el sábado cuando estaban a punto de abordar vuelos separados a Egipto en el aeropuerto internacional John F. Kennedy para luego seguir su viaje a Somalia, dijo un comunicado conjunto de autoridades federales y la policía neoyorquina.

Los arrestos fueron parte de una investigación prolongada denominada Operación Caballero Arabe, en la cual un agente de la policía neoyorquina infiltró los grupos de amigos de los sospechosos y pudo ver que consumían videos y literatura yihadista y seguir las preparaciones de su viaje.

El agente grabó conversaciones con los hombres sobre la yihad, o guerra santa, contra Estados Unidos.

“Me voy esta vez. Si Dios quiere, nunca regresaré”, dijo Alessa al agente el año pasado, según las autoridades. “La única manera en que regresaría aquí es si estuviera en la tierra de la yihad y el líder me ordenara regresar aquí y hacer algo aquí. Ah, me encanta”.

Los investigadores temían que los dos jóvenes pudieran volver a Estados Unidos para intentar un ataque, dijo el comisionado de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly.

Los fiscales acusaron a Alessa, residente de North Bergen, y Almonte, de Elmwood Park, de asociación ilícita para matar, mutilar y secuestrar personas en el extranjero. Agregaron que los hombres buscaban sumarse a al-Shabab, un grupo integrista somalí relacionado con al-Qaida que Estados Unidos calificó como organización terrorista en 2008.

Agentes de fuerzas estatales y federales que investigaban a los detenidos desde el 2006 hicieron los arrestos, según los funcionarios. Los dos deben comparecer ante una corte federal de Newark el lunes.

Los jóvenes habían planeado su viaje desde hacía meses. Ahorraron miles de dólares, hicieron entrenamientos tácticos y pruebas en predios de tiro con balas de pintura para estar en buen estado físico y compraron equipos y prendas para usar en Somalia, dijeron las autoridades.

Ambos se habían vanagloriado de que querían participar en la guerra santa contra Estados Unidos, tanto en el extranjero como dentro del país, según la denuncia formal. Sin embargo, no planeaban un ataque inmediato en la zona de Nueva York y Nueva Jersey, dijeron las autoridades.