Ecuador pide a CIDH no meterse en caso de Correa contra "El Universo"

La Procuraduría General indicó que si la Comisión Interamericana de Derechos Humanos le otorga medidas cautelares al diario sería una intromisión a su soberanía

Ecuador pide a CIDH no meterse en caso de Correa contra "El Universo"

La Procuraduría General del Estado de Ecuador ha dicho a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que otorgar medidas cautelares al diario ‘El Universo’ en el juicio interpuesto por el presidente, Rafael Correa, sería una intromisión en la soberanía nacional.

La Procuraduría, que representa al Estado en litigios internacionales, respondió así a una petición de información realizada por la CIDH.

El comunicado de prensa que divulgó hoy no trata el contenido de las cinco preguntas que le había entregado la Comisión, sino que le expone a ese órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) los argumentos por los cuales no debería pronunciarse en relación al juicio.

“El otorgamiento de las medidas cautelares por parte de la CIDH en este caso implicaría no solo el prejuzgamiento sobre el fondo del proceso, sino una intromisión manifiesta en la soberanía nacional”, dijo.

EL PROCESO
En los últimos meses un juez de primera instancia y un tribunal de apelación condenaron por injurias a Emilio Palacio, ex columnista de “El Universo”, y a tres directivos del diario a tres años de cárcel.

También deben pagar a Correa, junto con la empresa editora del periódico, 40 millones de dólares. El caso está ahora en la Corte Nacional de Justicia.

La CIDH había pedido al Gobierno que le informara sobre los criterios usados para fijar el valor de la multa, si ha habido sanciones de monto parecido en otros casos similares y los argumentos legales para determinar la responsabilidad de los directivos del periódico por el artículo de opinión escrito por Palacio y que Correa consideró ofensivo.

MEDIDAS CAUTELARES
Palacio y los directivos del periódico pidieron las medidas cautelares a la CIDH para que impida el cumplimiento de la sentencia por las irregularidades que en su opinión han ocurrido en el proceso, como su acusación de que la sentencia de primera instancia fue escrita fuera del juzgado.

En cambio, la Procuraduría afirmó que el derecho interamericano “impide que la CIDH pueda pronunciarse en contra de procesos judiciales que aún se ventilan en el derecho interno”.

El mismo argumento empleó Correa en unas declaraciones tras conocerse la petición de información de la Comisión, en las que señaló que “está prohibido por el reglamento y la ley del derecho interamericano entrometerse en un juicio en marcha. Están abusando de sus funciones”.

La Procuraduría afirmó que la solicitud de medidas cautelares “es improcedente”, porque en ella “los solicitantes se limitan a exponer su inconformidad con los resultados preliminares de los procesos ventilados en la Justicia ecuatoriana por una supuesta falta de independencia entre los poderes del Estado”.

En la columna en cuestión Palacio decía que en el futuro Correa podría ser llevado ante los tribunales internacionales por haber ordenado “fuego a discreción” contra un hospital lleno de civiles durante una revuelta policial el 30 de septiembre de 2010.

El presidente estuvo retenido por más de nueve horas en dicho hospital, de donde fue rescatado por fuerzas leales en medio de un tiroteo. En los enfrentamientos de ese día en Quito murieron cinco personas.