EE.UU.: debate vicepresidencial centró su atención en la política exterior

El republicano Paul Ryan y el demócrata Joe Biden protagonizaron un candente intercambio de ideas

EE.UU.: debate vicepresidencial centró su atención en la política exterior

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su rival republicano Paul Ryan discutieron sobre política exterior en el inicio de un crucial debate el jueves, con los demócratas apostando a un enérgico desempeño de Biden, a fin de recuperar el impulso de su campaña para quedarse en la Casa Blanca.

El constante avance en los sondeos del candidato republicano a la presidencia, Mitt Romney, tras la débil actuación del mandatario Barack Obama en su primer debate la semana pasada intensificó las expectativas para el duelo entre los aspirantes a la vicepresidencia cuando faltan menos de cuatro semanas para las elecciones del 6 de noviembre.

En los primeros minutos del debate, Biden replicó a Ryan después que el republicano acusó a la Casa Blanca de proyectar una imagen de debilidad estadounidense hacia el mundo. “Con todo respeto, eso es un montón de tonterías”, dijo Biden.

Ryan aseguró que el Gobierno de Obama ha entregado una información confusa sobre el asesinato del mes pasado del embajador estadounidense en Libia. “Le tomó dos semanas al presidente reconocer que esto fue un ataque terrorista”, dijo el congresista por Wisconsin.

ABORTO
Paul Ryan, dijo que su posición sobre el aborto se explica simplemente con la afirmación de que “la vida comienza con la concepción”.

Preguntado por la relación de su fe, católica, en lo referente a esta materia, Ryan insistió en que su postura no tenía nada que ver con su religión, sino con los valores que le fueron inculcados “de cuidar de aquellos que lo necesitan”.

“Los demócratas no solo apoyan el aborto sin excepciones, sino que además lo subvencionan”, subrayó el candidato durante el primer y único debate vicepresidencial de la campaña electoral en EE.UU.

AFGANISTÁN
El vicepresidente estadounidense aseguró que la fecha de retirada de Afganistán es inamovible y que EE.UU. abandonará el país en el 2014, fecha en la que es responsabilidad de los afganos el garantizar su seguridad.

“Nos vamos de Afganistán en el 2014, punto”, destacó Biden, quien insistió en que el gobierno de EE.UU. decidió involucrarse en Afganistán para capturar a los que se habían cobrado vidas estadounidenses.

Insistió en que EE.UU. cree que está cerca de concluir su misión y recordó que 49 países aliados coinciden en que la retirada tiene que producirse en el año 2014.

Ryan destacó, por su parte, en que los republicanos están de acuerdo en principio con que la transición se produzca en el 2014 pero apuntó que llegada esa fecha hay que reevaluar la situación. “Nos vamos en el año 2014”, repitió Biden.

En la actualidad, hay todavía unos 70.000 militares estadounidenses sirviendo en Afganistán.

SIRIA
Biden, alertó de que intervenir en Siria desencadenaría “una guerra regional” y volvió a insistir en que es prioritario que el presidente Bachar Al Asad renuncie.

“La última cosa que Estados Unidos necesita es otra guerra” en el área “más peligrosa del mundo”, enfatizó Biden en el debate televisado con el aspirante republicano a vicepresidente, Paul Ryan, en la universidad Centre College de Danville, en Kentucky.

TENDENCIAS
El ex gobernador de Massachusetts ha tomado ventaja en la mayoría de los sondeos y acortó la brecha en la que aparece tras Obama en varios estados volátiles, los cuales determinarán el resultado de la elección.

Romney supera a su rival demócrata con un 47 por ciento de la intención de voto frente al 44 por ciento de Obama en una encuesta de seguimiento diario de Reuters publicada el jueves. El sondeo por internet había mostrado el miércoles que el ex gobernador contaba con una ventaja de apenas un 1 por ciento.

Varias encuestas recientes en estados volátiles indicaron el jueves que Romney tendría un apoyo similar al de Obama entre los posibles votantes. El mandatario tenía una ventaja de seis puntos porcentuales en un sondeo de Ohio y una de cinco puntos porcentuales en un estudio de Virginia.

Ryan, de 42 años, que se ha desempeñado en siete periodos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos y es actual presidente el Comité de Presupuesto, es popular entre los conservadores por un plan de presupuesto que probablemente jugará un importante rol durante los 90 minutos de debate en el Centre College en Danville, Kentucky.

Biden, de 69 años, un veterano político y dotado orador conocido por lanzar punzantes ataques mientras sonríe, intentará apuntar la falta de experiencia internacional de la dupla Romney-Ryan.