Estados Unidos está a pocas horas de saber si se precipita al "abismo fiscal"

A pesar de haber conversado con los parlamentarios, Barack Obama no pudo anunciar que hay un acuerdo a la vista

Estados Unidos está a pocas horas de saber si se precipita al "abismo fiscal"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no pudo anunciar un principio de acuerdo que evite el “abismo fiscal”, aunque se mostró “moderadamente optimista” de que el domingo el Senado pueda consensuar, a pocas horas del Año Nuevo, un acuerdo entre los partidos demócrata y republicano.

El domingo, la Cámara de Representantes y el Senado se reunirán y se espera que, si se acuerda un plan conjunto, este se someta a votación la víspera del Año Nuevo para ser promulgado, contrarreloj, por Obama, quien recortó sus vacaciones para intentar alcanzar el consenso en el Parlamento.

El presidente indicó que “nadie va a conseguir el cien por cien lo que desea” y conminó a ambos partidos a realizar concesiones para evitar una “herida autoinflingida para la economía”.

“Los estadounidenses están perdiendo la paciencia (…) Economistas y empresarios piensan que estamos llamados a crecer el 2013, siempre y cuando la política de Washington no se interponga en el camino del progreso de Estados Unidos”, aseveró para criticar la incapacidad de los políticos para llegar a un acuerdo.

Como se conoce, si hasta fines de año las autoridades estadounidenses no logran un consenso, el 1 de enero entrará en vigencia de forma automática aumentos de impuestos y recortes de gastos que pueden hundir a la economía en una recesión. A esta situación, los expertos la denominan “precipicio fiscal”.