EE.UU.: miles de personas fueron evacuadas por incendios forestales

El fuego ha arrasado cientos de kilómetros cuadrados en montañas de California y en el Bosque Nacional de Santa Fe, en Nuevo México

EE.UU.: miles de personas fueron evacuadas por incendios forestales

Las autoridades calculan que casi 3.000 personas de cerca de 700 viviendas han recibido órdenes de evacuación debido a un incendio forestal que se acerca a Los Ángeles (California).

El teniente David Coleman, portavoz del alguacil del Condado de Los Ángeles, dijo en una conferencia de prensa que esas personas no podrán regresar a sus viviendas hasta por lo menos el lunes, quizás el martes.

Coleman agregó que unas 2.000 personas y 500 viviendas estaban bajo órdenes de evacuación en la comunidad de Lake Elizabeth, y aproximadamente 800 personas de 200 viviendas estaban afectadas en Lake Hughes.

El portavoz agregó que otras 1.000 de 250 viviendas podrían recibir órdenes de evacuación en la comunidad de Green Valley si el incendio se acerca mucho.

El fuego ha arrasado con unos 103 kilómetros cuadrados de maleza en cañones y montañas unos 81 kilómetros al norte del centro de Los Ángeles. Seis viviendas han quedado destruidas y 15 dañadas.

INCENDIO EN NUEVO MÉXICO
Por otro lado, un incendio cerca de Santa Fe está fuera de control desde el sábado por la noche, cuando había crecido a 25 kilómetros cuadrados, con lo que aparentemente se convirtió en el mayor de varios incendios en el oeste de Estados Unidos, y dejó a la ciudad bajo un manto parecido a la neblina. El denso humo también cubrió Gallinas Canyon y Las Vegas, Nuevo México.

El incendio en el Bosque Nacional de Santa Fe, en Nuevo México, arde a sólo 40,5 kilómetros de la ciudad, por lo que la Cruz Roja estableció un albergue de emergencia en una escuela cercana.

Las autoridades pidieron a los residentes de unas 140 casas de veraneo a que evacuaran, mientras equipos de más de 400 combatían las llamas en las comunidades cercanas de Pecos y Tres Lagunas.

Las cuadrillas también desalojaron campamentos y accesos a zonas boscosas en el área mientras trabajan para evitar que las llamas avancen hacia la línea divisoria de la ciudad y áreas más habitadas.

El Departamento de Salud del estado pidió a los residentes en las áreas de Pecos, Santa Fe y Espanola prepararse para el humo y tomar precauciones evitando la actividad física o prolongada al aire libre.

“Las condiciones potencialmente peligrosas para la salud podrían ocurrir en estas comunidades durante la noche y en la madrugada”, indicó un comunicado emitido por las autoridades de salud.