EE.UU.: murió asesor de Nixon acusado de espionaje por Watergate

Charles Colson falleció a los 80 años tras una operación cerebral. En 1972 participó en espionaje al Partido Demócrata

EE.UU.: murió asesor de Nixon acusado de espionaje por Watergate

Charles Colson, el que fuera asesor especial del presidente Richard Nixon y que fue encarcelado por su papel en un escándalo relacionado con el Caso Watergate, murió a los 80 años por complicaciones de una operación cerebral a la que se sometió el mes pasado, informó hoy la prensa local.

El fallecimiento, según recogen los medios estadounidenses, fue anunciado por Jim Liske, el director de la organización de asistencia espiritual a los presos “Prison Fellowship Ministries” que Colson ayudó a fundar tras su ingreso en la cárcel, donde se volcó en la religión.

Colson formaba parte del comité de reelección de Nixon, que desarrolló los intentos de espiar al Partido Demócrata en 1972 de los que formó parte el escándalo Watergate.

Pero previamente había intentado desacreditar al analista del Departamento de Defensa Daniel Ellsberg, responsable de la filtración de los llamados “Papeles del Pentágono”, los documentos que revelaron la auténtica situación de la guerra de Vietnam y lo que pensaba el Departamento sobre ese conflicto.

En ese intento, Colson utilizó un grupo encubierto, encargado de investigar las filtraciones de la Casa Blanca, para que registrara la oficina del psiquiatra de Ellsberg en busca de material contra el analista.

COLSON SE DECLARÓ CULPABLE
El entonces alto funcionario se declaró culpable de intento de obstrucción de la justicia en sus maniobras contra Ellsberg, aunque otros cargos relacionados directamente con el escándalo Watergate o con la participación directa en el registro de la oficina del psiquiatra se desestimaron.

Colson acabó cumpliendo siete meses de cárcel. Para entonces se había volcado en la religión, algo que motivó que sus críticos le acusaran de utilizar la fe para intentar evadir una sentencia de prisión.

El hombre que en su día admitió que estaría dispuesto a pisotear a su abuela para conseguir la reelección de Nixon dedicaría el resto de su vida a la asistencia espiritual a los presos y escribió más de una veintena de libros, entre ellos “Born Again: What Really Happened to the White House Hatchet Man”.