Egipcios celebran un año de la protesta que derrocó a Mubarak

Miles se han congregado en la plaza Tahrir de El Cairo para pedir además que los militares se desvinculen del poder político

Egipcios celebran un año de la protesta que derrocó a Mubarak

Decenas de miles de egipcios se congregaron en la emblemática plaza Tahrir de El Cairo para celebrar, en un ambiente entre festivo y reivindicativo, el primer aniversario de la revolución que derrocó al ex presidente Hosni Mubarak.

Según constató Efe, hay una abundante presencia de seguidores islamistas, muchos de ellos con insignias de los Hermanos Musulmanes, además de numerosas familias que se han acercado a la plaza con niños, aprovechando que es día festivo.

Una gran pancarta en Tahrir sintetiza de forma precisa el sentir mayoritario: “La revolución continuará hasta que se cumplan sus exigencias”.

Y algunas de estas demandas vienen recogidas en otras pancartas y carteles, con eslóganes como “No a la Constitución bajo el Gobierno militar”, o “Prisión para los ‘felul’” (remanentes del régimen).

Hoda Kawsy, una ama de casa de 53 años, se ha acercado a Tahrir con una amiga, lo mismo que hizo hace un año, cuando comenzaban los 18 días de protestas que derrocaron a Mubarak.

“Hemos venido a protestar, para insistir en que la revolución continúe. Hasta ahora ha habido pocos cambios porque la Junta Militar ha cometido muchos errores, como el referéndum de marzo” (para aprobar varias enmiendas constitucionales), explicó a Efe Kawsy.

RECHAZAN A MILITARES
La mujer reiteró que su deseo es que los militares “se desvinculen totalmente del poder político”.

Otra de las personas que se acercaron a Tahrir fue el candidato presidencial Amro Musa, que recordó que hay que homenajear a las víctimas de la revuelta, que “sacrificaron sus espíritus por el éxito de la Revolución”.

Musa, que participó en una marcha que llegó a la plaza, destacó, en palabras a los seguidores que le rodeaban, en que “hoy no es un día para festejar, sino para recordar aquel día histórico”.

“¡La revolución continúa y no será vencida!”, gritó Musa, en medio de miles de personas que coreaban “Viva Egipto”.

Este candidato, que figura entre los favoritos para convertirse en el primer presidente democrático del país, insistió en que la Junta Militar debe entregar el poder antes de julio a un “poder elegido” para que el país no se convierta en una dictadura.

En el centro de la plaza, donde cada vez se pueden ver más tiendas de campaña instaladas, se ha colocado un enorme pebetero con jeroglíficos egipcios y una llama sobre la que pone: “Revolución del 25 de Enero”.

En un lado de la plaza, para aprovechar la corriente de solidaridad generada, una ambulancia se dedica a recoger donaciones de sangre para los hospitales cairotas.

MARCHAS EN EL CAIRO
Mientras esto sucede en Tahrir, varias marchas con miles de ciudadanos han salido de distintos puntos de El Cairo, algunas de mezquitas y otras de iglesias y de universidades para confluir en la plaza más tarde.

Pese al carácter predominante pacífico de la jornada, hubo tensión y peleas esporádicas entre jóvenes revolucionarios del Movimiento 6 de Abril y partidarios de la Junta Militar que se manifestaban en el barrio cairota de Abasiya.

Los promilitares se concentraban como es habitual en favor del Ejército y la Policía en Abasiya, cuando, al paso de una marcha de jóvenes, se cruzaron insultos que derivaron en enfrentamientos, informaron a Efe fuentes de la seguridad.