Los egipcios comienzan a elegir a su presidente divididos y bajo presión

La afluencia de electores fue relativamente menor que en la primera vuelta de hace tres semanas en distintos barrios de El Cairo

Los egipcios comienzan a elegir a su presidente divididos y bajo presión

Los egipcios comenzaron hoy a votar, divididos entre el islamista Mohamed Mursi y el militar retirado Ahmed Shafiq y bajo la presión que supone elegir a un presidente en un momento clave para la transición política en el país.

Según pudo comprobar Efe, la afluencia de electores fue relativamente menor que en la primera vuelta de hace tres semanas en distintos barrios de El Cairo, con escasas filas de personas esperando para depositar su papeleta y soportando las altas temperaturas diurnas.

Fuerzas policiales y militares se encargaron de reforzar la seguridad en los colegios electorales, limpios en su mayoría de carteles propagandísticos, mientras que fuera de ellos algunas personas merodeaban y pedían el voto para uno de los candidatos.

Esa situación es la que se vivió en la facultad de Economía de la Universidad de Heluan, en el popular barrio de Bulaq, donde un grupo de mujeres susurraba a los ciudanos el nombre de Shafiq, último primer ministro del ex presidente Hosni Mubarak.

Dentro del colegio electoral, hombres vestidos de civil y sin identificar controlaban junto a las fuerzas del orden el proceso electoral, así como el trabajo de los periodistas acreditados.

Unos 14.000 jueces supervisan los comicios, según la Comisión Electoral de Egipto, que hoy ordenó la detención de quienes faciliten ante los colegios bolígrafos con tinta invisible, que desaparece minutos después de haberse utilizado.