Egipto: 3 muertos y 211 heridos en los enfrentamientos frente al palacio presidencial

Los Hermanos Musulmanes organizaron una contramanifestación para desalojar a los opositores laicos

Egipto: 3 muertos y 211 heridos en los enfrentamientos frente al palacio presidencial

Los disturbios de hoy en Egipto, en los que se enfrentaron opositores al presidente Mursi y manifestantes islamistas, han tenido un saldo de tres personas muertas y 211 heridos, en medio de violentos ataques que incluyeron el lanzamiento de palos, piedras y bombas molotov. También se registraron agresiones a reporteros que cubrían el incidente.

El movimiento islamista Los Hermanos Musulmanes, que apoya a Mursi, convocó una contramanifestación para desalojar a los opositores al gobierno, acampados desde el martes frente al palacio presidencial en El Cairo. Horas después, decenas de miles de manifestantes islamistas acudieron al llamado y se enfrentaron a los manifestantes laicos.

Luego de varias horas, los islamistas festejaron su “victoria” sobre sus rivales liberales. También cubrieron con pintura los graffitis anti-Mursi que los opositores habían pintado en los muros del palacio presidencial el día anterior. Sin embargo, la tensión parece no acabar, ya que representantes de ambos bandos han anunciado nuevas protestas para mañana.

Si bien el gobierno se muestra abierto al diálogo con la oposición, la fiscalía ha acusado a los líderes opositores Mohamed el Baradei, Hamdin Sabahi y Amr Musa de incitar a la ciudadanía a la sublevación. Además existe otra denuncia contra las mismas personas por espionaje para Israel debido a una presunta reunión con la ex ministra del exterior israelí Tzipi Livni, lo cual podría exacerbar los ánimos bajo el argumento de una “conspiración sionista”.

Pero la oposición no se queda con los brazos cruzados. Recientemente ha creado el Frente de Salvación Nacional, que reúne a 35 agrupaciones para protestar contra la declaración en la que Mursi se atribuyó poderes extraordinarios. En ese sentido, Baradei declaró que “un régimen que no es capaz de proteger a su gente, y se pone del lado de su grupo y de matones, es un régimen que ha perdido su legitimidad y lleva Egipto a la violencia y a un baño de sangre”.

Entretanto, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, urgió hoy a todas las partes a resolver sus diferencias mediante el diálogo. “La agitación que vemos de nuevo en las calles de El Cairo y otras ciudades indica que se necesita diálogo de manera urgente (…) entre las dos partes” señaló la funcionaria en Bruselas.