Egipto: la crisis política se agudiza

Los opositores siguen frente al palacio presidencial. Los Hermanos Musulmanes han convocado una contramanifestación en el mismo lugar

Egipto: la crisis política se agudiza

La crisis política en Egipto se agudiza con el pasar de los días. Los opositores al presidente Mohamed Mursi que acudieron ayer al palacio presidencial siguen hoy apostados en las afueras del recinto. Incluso varios optaron por acampar en los alrededores para mantener su voz de protesta. Algunos medios informaron que Mursi se vio obligado a abandonar el palacio por motivos de seguridad, pero voceros del gobierno desmintieron tal medida.

Por su parte, representantes de los Hermanos Musulmanes – movimiento del cual Mursi forma parte – llamaron a sus partidarios a participar en una contramanifestación en el mismo lugar donde están los opositores al presidente. Indicaron que la oposición “está cometiendo abusos opresivos, porque han imaginado que pueden zarandear la legitimidad o imponer su posición mediante la fuerza”.

Pero los líderes de la oposición no se quedaron con los brazos cruzados. Corriente Popular, el partido de izquierda del candidato presidencial Hamdin Sabahi, llamó a sus seguidores a congregarse también hacia el palacio presidencial.

Las fuertes medidas de seguridad establecidas para disuadir a los manifestantes no lograron su cometido. A pesar de recibir refuerzos, las fuerzas del orden no lograban dispersar a los opositores que coreaban eslóganes como “no nos marcharemos” o “el pueblo quiere la caída del régimen”.