Ejército de EE.UU. ignoró torturas en Iraq, según reveló documentos filtrados por Wikileaks

Según detalló el diario español “El País”, los archivos señalan por primera vez una cifra oficial de víctimas: 109.000 muertos, un 63% de ellos, civiles

Ejército de EE.UU. ignoró torturas en Iraq, según reveló documentos filtrados por Wikileaks

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos sabían pero no investigaron casos de abusos y torturas perpetrados por soldados y policías iraquíes contra presos, según documentos secretos sobre la guerra en Iraq, revelados hoy por la cadena de televisión Al Jazeera.

Los portafolios, cerca de 400.000 filtrados por Wikileaks, apuntan a que prácticas como golpizas, latigazos o quemaduras con cigarrillos distaban de ser una excepción y aunque las fuerzas de EE.UU. investigaron algunos casos, la mayoría parece haber recibido caso omiso.

Según detalló el diario español ‘El País’, los documentos señalan por primera vez una cifra oficial de víctimas: 109.000 muertos, un 63% de ellos, civiles.

Por su parte, ‘The New York Times’ señaló que los documentos revelan cómo los tripulantes de un helicóptero estadounidense habrían matado a dos insurgentes iraquíes en 2007, a pesar de que estos habrían intentado entregarse.

La semana pasada, el Ejército norteamericano había dado a conocer que en Iraq murieron 63.185 civiles y 13.754 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes entre 2004 y 2008, 22.000 menos que los contabilizados por el gobierno de Bagdad.

NO INVESTIGARON CRÍMENES
El diario inglés ‘The Guardian’ informó además que los documentos muestran cómo las autoridades estadounidenses fallaron en investigar las acusaciones de crímenes cometidos por la policía iraquí y los soldados, a pesar de que indicaron que todo hecho ilícito fue dado a conocer a los funcionares iraquíes competentes.

El periódico londinense obtuvo los documentos de Wikileaks como un avance del anuncio del sitio web, que mañana publicará todos los archivos.

Más temprano, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, había condenado los planes de Wikileaks de difundir cientos de miles de documentos clasificados relacionados con la guerra en Irak.

Clinton dijo que la filtración de documentos debe ser condenada “en los términos más claros” debido a que podría poner en peligro a los soldados estadounidenses y a otro personal y amenaza la seguridad nacional estadounidense así como la de “aquellos con los que estamos trabajando”.


Tags relacionados

Iraq

EEUU

guerra en iraq

Wikileaks