Elecciones en Colombia: “¿Si Mockus tiene Parkinson, por qué es Santos el que tiembla?”

Candidato oficialista y ex alcalde de Bogotá son los favoritos para comicios presidenciales del 30 de mayo

Elecciones en Colombia: “¿Si Mockus tiene Parkinson, por qué es Santos el que tiembla?”

Por: Susan Abad Corresponsal

BOGOTÁ. A un mes de las elecciones presidenciales en Colombia, están técnicamente empatados —en la intención de voto— el ex alcalde de Bogotá Antanas Mockus y el heredero político de Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos.

Una última encuesta —realizada por la firma Gallup a pedido de 14 medios de comunicación— reveló un empate técnico, con una intención de voto de 34,2% para Santos del Partido de la U y 31,6% para Mockus del Partido Verde, y deja en tercer lugar, con un lejano 16%, a la candidata del Partido Conservador, Noemí Sanín.

El sondeo vaticina además que en una segunda vuelta presidencial —que se realizará el 20 de junio si ningún candidato obtiene más de la mitad de los votos— Mockus ganaría la presidencia.

Dos días antes, en una muestra de la compañía Ipsos Napoleón Franco, Mockus había tomado por primera vez la delantera registrando 38% de intención de voto, relegando a Santos a un segundo lugar con un 29%.

LA OLA VERDE
“¿Si Mockus tiene Parkinson, por qué es Santos el que tiembla?”, es la frase que se repite entre los colombianos que relacionan irónicamente la enfermedad que padece el candidato Verde con la preocupación de los aliados de Uribe, “ante una ola verde que amenaza con convertirse en tsunami”, asegura a El Comercio Fabián Zanabria, decano de la facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional, al recordar que en marzo este filósofo-matemático tenía apenas un 10,4% en las encuestas.

En efecto, Aurelijus Rutenis Antanas Mokus Sivickas —un hombre tan extraño como su nombre, pero reconocido hasta por sus detractores como incorruptible, honesto y transparente— repuntó a principios de abril al 24,5% tras unirse al también matemático Sergio Fajardo, conocido por ser el pacificador de la ciudad de Medellín, durante su gestión al frente de la alcaldía. “Dos matemáticos no suman sino multiplican”, dijo Fajardo al aceptar acompañar a Mockus en la candidatura como su vicepresidente.

Este fenómeno determinó que esta semana Santos reconociera que las cifras “son un campanazo y que de pronto estábamos un poco confiados”.

EL FACTOR EXTERNO
En uno de sus acostumbrados programas “Aló, presidente”, el mandatario venezolano Hugo Chávez manifestó que de llegar Santos a presidente “podría generar una guerra en esta parte del mundo, cumpliendo instrucciones de los yanquis”.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, a su vez, aseguró que “Santos es un peligro para Sudamérica”, luego de que el ex ministro de Defensa —en un debate televisado— afirmó sentirse orgulloso de haber ordenado el bombardeo que, en territorio ecuatoriano, causó la muerte del líder de las FARC “Raúl Reyes”.

El Gobierno de Colombia y los candidatos coincidieron en rechazar lo que llamaron una intromisión de los mandatarios vecinos en las elecciones. “Es una ofensa al pueblo colombiano que un gobierno extranjero trate de coaccionar su libre voluntad política para elegir al próximo presidente de la República, con intimidaciones de guerra” dijo Uribe.

“Esto es la transfiguración de lo político”, asegura Zanabria. “Ha habido un cambio: de la vieja ágora que era la plaza pública, donde se debatían los asuntos de la República, a la nueva ágora que es la pantalla y el ciberespacio, y Mockus ha sabido llegar a sus seguidores a través de las redes sociales que están teniendo una influencia tan importante como la tuvieron en la campaña de (Barak) Obama y que finalmente determinaron su triunfo”, agrega.

“Santos, como heredero de Uribe, ha logrado captar los votos uribistas, pero también ha heredado los escándalos del actual Gobierno”, añade.

“Antanas Mockus y Sergio Fajardo se han unido por una idea magnífica que no es superior a nuestras fuerzas: quieren un país digno y renovado, un Estado manejado por políticos limpios y sensatos, no por corruptos, energúmenos o violentos” opina el escritor Héctor Abad con respecto a las elecciones que se definirán el 30 de mayo.

EL DATO
Los otros competidores
Los candidatos de los partidos tradicionales quedaron relegados. Noemí Sanín, del Partido Conservador, tiene 16%. Rafael Pardo del Partido Liberal tiene solo el 5,7%.