Elecciones en EE.UU.: todas las claves para entender la competencia Obama-Romney

Un breve recuento de los puntos más importantes para poder entender el resultado de los comicios de hoy

Elecciones en EE.UU.: todas las claves para entender la competencia Obama-Romney

Sigue las elecciones en Estados Unidos minuto a minuto

LA ELECCIÓN EN DÍA DE SEMANA: Anteriormente los estados tenían la libertad de llevar a cabo las elecciones en cualquiera de los 34 días previos al primer miércoles de diciembre, día en que el Colegio Electoral elige al presidente. Sin embargo, en 1848, a través de una ley federal, se optó por que todos los comicios se lleven a cabo el mismo día martes siguiente al primer lunes de noviembre para evitar que los resultados influyan en otros estados.

EL CAMBIO RADICAL DE MITT ROMNEY: El aspirante al sillón presidencial de la Casa Blanca, Mitt Romney, fue gobernador del estado de Massachusetts, caracterizado por ser un bastión demócrata y fuente de pensadores abiertamente liberales. El mismo trabajo de Romney dio fe de eso, aprobando la enmienda para matrimonios del mismo sexo, apoyando el aborto, el control de armas y otras medidas de corte liberal. Sin embargo, su discurso como candidato republicano se muestra radicalmente distinto a lo que ejerció como gobernador.

EL VOTO LATINO: La primera minoría de los EE.UU. juega un papel esencial en estos comicios. Representan el 16% de la población del país, y se calcula que en el 2050 lleguen al 30,2%. En los últimos años, temas que han sido puestos en el debate vinculan directamente a este grupo: desempleo, inmigración, acceso a la educación y la salud. Cabe resaltar que el 80% de latinos se consideran demócratas, y que esta vez votarán 12,2 millones de ciudadanos, un 26% más que en 2008.

EL VOTO AFROAMERICANO: Gran parte de afroamericanos están decididos a votar por Barack Obama. El factor racial sigue jugando un papel crucial en este sector. En 2008, las encuestadoras calculan que cerca del 97% de aforamericanos votaron a favor del candidato demócrata. Esta vez, con políticas de salud y el estado de bienestar en riesgo, los analistas esperan que la cifra sea aún mayor.

SUFRAGIO INDIRECTO: Se denomina sufragio indirecto o elección indirecta a aquel en el que los votantes eligen a unos representantes que, a su vez, deben constituir un cuerpo electoral, llamado Colegio Electoral, y este elige al titular del cargo público correspondiente. El gobierno federal optó por esta modalidad para que los estados pequeños no sean relegados, pero a su vez genera el problema de que el candidato con más votos no necesariamente es el vencedor a nivel nacional.

UN CONGRESO DIVIDIDO: Sin importar quién gane las elecciones, Barack Obama o Mitt Romney, el presidente de tendrá que lidiar con un Parlamento que no permitiría aplicar todas las reformas planteadas en campaña. Los demócratas del Senado probablemente mantengan su estrecha ventaja. Los republicanos se encaminan a conseguir 435 escaños en la cámara baja, mientras que los demócratas esperan ganar un puñado de puestos de unas 60 contiendas competitivas, pero por debajo de los 25 necesarios para conseguir la mayoría. El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano por Ohio John Boehner, está a punto de empuñar el martillo de nuevo.