Elefante hembra toca la armónica en zoológico de Washington

Shanthi, de 36 años, tiene el instrumento musical atado a la puerta de su establo. Antes también tocó una corneta

(SmithsonianNZP en YouTube)

Un elefante hembra que vive en el Zoológico Nacional Smithsoniano interpreta la armónica con la trompa y al parecer le encanta.

Un video publicado el miércoles por el zoológico en Washington muestra a la elefanta asiática Shanthi, de 36 años, con una armónica atada a la puerta de su establo. Ella toca algunas notas, incluso cuando nadie la ve.

La cuidadora del elefante, Debbie Flinkman, dijo que Shanthi tiene una “inclinación musical” y que interpreta sus propias canciones siempre con un gran crescendo al final. También le gusta tocar cosas, abanicar sus orejas contra objetos para hacer ruido y rozar su pata con arbustos para repetir sonidos.

“Es una aportación muy buena, especialmente para esta elefante en especial”, porque ella está muy interesada, dijo Flinkman sobre las armónicas. Otros elefantes han notado el instrumento, pero están menos interesados.

TAMBIÉN TOCÓ CORNETA DE PLÁSTICO
Shanthi toca la armónica algunos minutos, exhala para tocar con cierto orden e inhala para un sonido diferente; luego pasa al otro extremo de la armónica para una nota distinta. Tras el Día de Año Nuevo, también tocó una corneta de plástico que Flinkman le prestó unas horas, y la tocaba tan fuerte como podía. “Sonaba como si estuviera estrangulando un ganso”, dijo Flinkman.

Las armónicas sujetas por otros han sido usadas con elefantes por años, pero sólo hasta hace poco el zoológico agregó un área de actividades para los animales en la que montaron dos armónicas para que Shanthi las usara por su cuenta. Flinkman dijo que no le da premios a Shanthi cuando toca sola. Es algo que disfruta. A veces el mamífero agacha la oreja para poder estar más cerca del sonido.

“Me esfuerzo para que no me pueda ver porque no quiero que se dé cuenta de que estoy ahí”, dijo Flinkman sobre las interpretaciones de Shanthi. “Nos divierte mucho y me encanta que ella se divierta”, agregó.

Shanthi fue un regalo de Sri Lanka en 1976 y es la madre del pequeño Kandula, de 10 años, que también vive en el zoológico.