Escándalo que causó renuncia del director de la CIA alcanza a la OTAN

El general John Allen estaba a punto de ser nombrado jefe supremo de esta alianza, pero el FBI encontró comunicación comprometedora entre él y Jill Kelley

Escándalo que causó renuncia del director de la CIA alcanza a la OTAN

El escándalo sexual que motivó la reciente renuncia del director de la CIA se extiende a otras esferas del ámbito militar de los Estados Unidos. El presidente Barack Obama aplazó el nombramiento del general John Allen como jefe supremo de la OTAN, debido a que el FBI notificó al Departamento de Defensa la existencia de correos electrónicos comprometedores entre el militar y Jill Kelley, la mujer que sacó a la luz la relación extramatrimonial de Petraeus – ex director de la CIA – y su amante Paula Broadwell.

Según el secretario de Defensa, Leon Panetta, la comunicación entre Allen y Kelley sería de carácter “inapropiado”. Personal del Departamento de Defensa se encuentra investigando cerca de 30.000 páginas de correo electrónico de 2010 a 2012 entre ambos personajes. Panetta no especificó si el contenido revelaba asuntos de índole sexual u otros temas de gravedad.

Por su parte el general Allen niega haber incurrido en actos ilícitos en este asunto y se mantiene en Kabul como comandante principal de la Fuerza Internacional de Asistencia en Seguridad, a la espera del fin de las investigaciones.

Como se recuerda, Kelley fue víctima de acoso por Internet por parte de Broadwell, amante de Petraeus, quien estaba celosa de la amistad de la mujer con el militar. El envío de estos correos electrónicos provocaron que el FBI interviniera, destapando la relación entre Petraeus y su amante.


Tags relacionados

CIA

FBI

OTAN

Leon Panetta

Jill Kelley