Esperado libro de Ingrid Bentancourt sale a la venta en Colombia en medio de polémicas

“No hay silencio que no termine” narra los seis años de secuestro de la ex rehén de las FARC, sus intentos de fuga y su relación con otros detenidos

(YouTube)

La ex candidata presidencial colombiana y ex rehén de las FARC que alcanzó la mayor notoriedad, Ingrid Betancourt, sacó a la venta un libro sobre sus memorias tras seis años de cautiverio en la selva, titulado “No hay silencio que no termine”.

Los libros fueron acomodados en los estantes de las librerías colombianas, aunque muchos dijeron que no lo leerán.

EL SECUESTRO MÁS SONADO
La ex candidata presidencial franco-colombiana fue secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en febrero de 2002 hasta que fue liberada el 2 de julio de 2008 por una operación sorpresiva del Ejército de Colombia.

En julio del presente año, Betancourt reveló que había presentado una demanda solicitado una indemnización por 6,8 millones de dólares del estado por los años que pasó en cautiverio. El anuncio de la demanda molestó a muchos colombianos y Betancourt posteriormente retiró la querella.

Algunos colombianos acusan a Betancourt de haber sido irresponsable al haber ingresado a la zona de conflicto con la guerrilla, donde fue secuestrada.

Sin embargo, Betancourt acusó al gobierno de Colombia de facilitar su secuestro al haberle retirado sus guardaespaldas a pesar de que ella era una candidata presidencial y se le impidió volar por helicóptero sobre una carretera controlada por los rebeldes, justamente donde fue tomada como rehén.

QUERELLA DE ESPOSO
El libro también generó controversia por las duras declaraciones que vierte Betancourt contra su directora de campaña y ex compañera secuestrada Clara Rojas.
Por su parte, el todavía esposo de Betancourt, Juan Carlos Lecompte, afirmó que no ha leído todavía el libro y dijo que desconocía lo que había escrito Betancourt sobre Rojas.

El lunes, Lecompte presentó una demanda en una corte de la familia donde exige la mitad de la fortuna de Betancourt como parte de su proceso de divorcio.