Espionaje telefónico era común en "News of the world"

Así lo reveló Clive Goodman, reportero convicto por ese delito, en una carta del 2007. Periodistas de alto nivel aprobaban esta práctica

Espionaje telefónico era común en "News of the world"

El reportero británico Clive Goodman, convicto por haber interceptado mensajes de voz, advertía ya hace cuatro años que el espionaje telefónico ilegal era común en el tabloide ‘News of the World’ y que periodistas de alto nivel aprobaron la práctica, según una carta publicada el martes por legisladores británicos.

Goodman afirma en la carta, dirigida al director de recursos humanos de la empresa matriz del periódico dominical, que el espionaje telefónico se hacía con “pleno conocimiento y apoyo” de los jefes del tabloide.

Esa afirmación es particularmente condenatoria porque tanto “News of the World” como News International, matriz del tabloide, han insistido por mucho tiempo que Goodman —quien fue despedido, condenado y encarcelado por su papel en el escándalo— era el único reportero involucrado en la intercepción de mensajes de voz.

La carta de Goodman, dirigida a Daniel Cloke y fechada el 2 de marzo de 2007, contradice de manera directa lo sostenido por el periódico. El reportero dijo que actuaba con el respaldo de periodistas de alto nivel, que otros empleados de “News of the World” también estaban interceptando comunicaciones telefónicas y que “esta práctica fue ampliamente discutida durante la conferencia diaria de la redacción hasta que el director prohibió que se aludiera explícitamente a ello”.

Los nombres de los involucrados han sido tachados en la carta. El periódico The Guardian, que fue el primero en publicar la carta, dijo que esto lo hizo la policía, que está investigando los actos ilegales del periódico. La carta es parte de un grupo de documentos publicados por el Comité de Cultura, Medios y Deportes del la cámara baja el Parlamento.

Antes de la publicación, los miembros del comité dijeron que probablemente citarían de nuevo a James Murdoch, el director de la división europea del imperio mediático de su padre, Rupert Murdoch, a contestar preguntas. James declaró ante el Parlamento el mes pasado que no sabía del espionaje telefónico en el periódico.

Su testimonio fue contradicho dos días más tarde por el ex editor de “News of the World”, Colin Myler, y el ex abogado de la empresa, Tom Crone.