Estados Unidos dejará de deportar inmigrantes menores de 30 años

Plan de los demócratas llega en momentos que más necesitan el voto hispano para las próximas elecciones

Estados Unidos dejará de deportar inmigrantes menores de 30 años

Alrededor de 800.000 inmigrantes ilegales jóvenes que viajaron a Estados Unidos cuando eran niños no serían deportados bajo un nuevo reglamento anunciado hoy por el Gobierno de Barack Obama, que podría impulsar el apoyo de votantes hispanos para el mandatario demócrata en un año electoral.

La secretaria de Seguridad Interna de Estados Unidos, Janet Napolitano, indicó en un comunicado que las personas de hasta 30 años que ingresaron a Estados Unidos de niños y no implican un riesgo para la seguridad nacional podrían obtener permiso para permanecer en el país y postularse para recibir visa de trabajo. Eso sí, debe estar estudiando, haberse graduado de la escuela secundaria o haber recibido la baja honorable del Ejército, y no tener condenas ni registro de delitos. Se contará con dos años de Amnistía y se podrá renovar.

¿POR EL VOTO HISPANO?
La política fue anunciada una semana antes de que Obama, que buscará la reelección el 6 de noviembre, ofrezca un discurso en una reunión de la Asociación Nacional de Latinos Electos y Funcionarios Designados en Florida. Aunque los sondeos de opinión muestran que Obama mantiene un respaldo abrumador de los votantes hispanos, la relación del mandatario con la minoría de mayor crecimiento en Estados Unidos se ha vuelto tirante debido a la agresiva deportación de inmigrantes ilegales por parte del Gobierno.

Existen aproximadamente entre 1 y 2 millones de inmigrantes ilegales que viven en Estados Unidos tras haber llegado al país cuando eran niños, de acuerdo a estimaciones de un grupo sobre inmigración.

HABLÓ OBAMA
“Es la medida correcta”, dijo Obama en la Casa Blanca horas después de que la secretaria de seguridad nacional Janet Napolitano anunciara la medida que ofrece un alivio temporal y por vía administrativa a cientos de miles de personas que esperan beneficiarse del proyecto de ley Dream Act. Republicanos calificaron de traición la medida.

Obama remarcó que “esto no es una amnistía, esto no es inmunidad. Esto no es una vía para la naturalización, no es una solución permanente. Esto es una medida temporal”.

“No tiene sentido expulsar a jóvenes talentosos”, dijo el presidente y añadió que tomaba la medida ante la falta de decisión del Congreso “para reparar nuestro sistema quebrado”.