Estados Unidos inició la operación “Nuevo Amanecer” en Iraq tras declarar el fin de la guerra

Hoy el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, dio por concluida oficialmente la misión de combate e inauguró una nueva misión por la paz

Estados Unidos inició la operación “Nuevo Amanecer” en Iraq tras declarar el fin de la guerra

El Ejército de EE.UU. abrió otra etapa de su presencia en Iraq con la operación “Nuevo Amanecer”, inaugurada hoy en un acto en Bagdad en el que el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, declaró el fin oficial de la misión de combate.

“La operación Libertad Iraquí se ha terminado, pero el compromiso de Estados Unidos con IraQ continuará con la misión que comienza hoy, la operación Nuevo Amanecer”, dijo Biden durante la ceremonia celebrada en la principal base militar estadounidense Camp Victory, en las afueras de Bagdad.

“Libertad Iraquí” se inició con la invasión estadounidense de IraQ, en marzo de 2003, y culminó formalmente ayer, martes, aunque el último batallón de combate de EE.UU. abandonó el país el pasado 19 de agosto.

“NUEVO AMANECER”
Con la nueva misión que comenzó hoy también hubo un cambio en el mando militar estadounidense, que se materializó en la ceremonia con el relevo del hasta ahora jefe del Ejército de EE.UU. en Iraq, general Ray Odierno, por el general Lloyd Austin.

Austin estará a la cabeza de los menos de 50 mil uniformados estadounidenses que quedan en Iraq y que se dedicarán a tareas de adiestramiento y formación hasta su repliegue, a finales de 2011, de acuerdo con el pacto de seguridad firmado entre ambos países en diciembre de 2008.

Biden matizó que la ceremonia de hoy “no sólo supone un cambio de mando, sino el comienzo de un nuevo capítulo en las relaciones con Iraq”. “Nuestro objetivo no es sólo lograr la seguridad de Iraq y su prosperidad económica y estabilidad, sino que esperamos desarrollar los lazos comerciales, culturales y educativos”, afirmó Biden.

LA NECESIDAD DE SEGURIDAD
Por su parte, el nuevo comandante en jefe del Ejército estadounidense en Iraq instó a las Fuerzas Armadas y la Policía iraquíes a que tomen las riendas para proporcionar seguridad.

“El desarrollo de las fuerzas de seguridad iraquíes ha sido significativo y les encomiendo que tomen el mando y proporcionen seguridad”, dijo Austin en su intervención.

Austin explicó, asimismo, que en la nueva etapa que se abre EE.UU. ayudará a las fuerzas de seguridad iraquíes a aumentar sus capacidades y a proporcionar una defensa nacional con asesoramiento, asistencia, entrenamiento y equipamiento.

En el acto de hoy no intervino ningún líder iraquí, aunque el primer ministro en funciones, Nuri al Maliki, ya declaró ayer que Iraq es un país “soberano e independiente” con el fin de la misión de combate de EE.UU.

El Ministerio de Interior iraquí informó hoy de que un total de 426 personas murieron en acciones de violencia en Iraq el pasado mes de agosto, una cifra inferior a la registrada el mes anterior, cuando perdieron la vida 535.