Estas esculturas fueron hechas con miles de mondadientes

El talento, la creatividad y paciencia parece no tener límites cuando este artista pone manos a la obra

(Reportube) El norteamericano Steven J. Backman solo necesita cientos e incluso miles de palillos de dientes, una cuchilla afilada, una navaja de afeitar y pegamento para realizar obras de arte increíbles, pese a su diminuto tamaño.

Desde una pequeñísima replica de la Torre Eiffel hasta el puente de San Francisco, Steven ha demostrado tener un gran talento. Sin embargo, él afirma que “la paciencia es la esencia” de todo. Y de hecho que lo es, sobre todo si queremos elaborar estas extraordinarias pequeñeces.

Volver a la home de Reportube.