Evo Morales propone a Chile un intercambio de mar por gas

Durante la cumbre del Celac, Sebastián Piñera le respondió al presidente boliviano que “el tratado 1904 está vigente y se debe respetar”

Evo Morales propone a Chile un intercambio de mar por gas

El presidente de Bolivia, Evo Morales, propuso hoy a su colega chileno, Sebastián Piñera, la devolución del mar a cambio de gas boliviano tras volver a reclamar una salida soberana al Pacífico para su país y denunciar que Chile viola el tratado de 1904.

“Lamentablemente se ha perdido la salida al mar de una manera injusta impuesta por un tratado incumplido e injusto”, denunció Morales, quien aseguró que recuperar la salida al mar que su país perdió 54 años después de su independencia “es un derecho del pueblo boliviano”.

Morales pronunció estas palabras ante la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se celebra precisamente en Santiago de Chile, en un discurso en el que denunció con ejemplos y argumentos que Chile “violó y viola” el tratado de 1904, mediante el cual se zanjaron los problemas derivados de una guerra entre ambos países librada a fines del siglo XIX.

MAR POR GAS
Así, preguntó al presidente de Chile “¿Cómo compartir juntos para resolver los problemas de nuestros países?”, para después responder: “compartir lo único que tenemos en Bolivia, el tema del gas”.

Morales dijo que ha sido testigo de cómo Chile tiene problemas de agua y de energía y llamó a buscar “una solución, un trabajo conjunto, no con violencia ni con amenazas”.

Según Morales, las familias en Chile “ahora pagan 500 dólares por un gas domiciliario y pagarían 250 por gas” boliviano.

El presidente de Bolivia insistió en que “el Estado chileno hace muchos esfuerzos por importar gas” mientras que su país tiene ese recurso. Tan solo, según Morales, hay que llegar a acuerdos para que su enclaustrado país recupere una salida al océano.

RESPUESTA DE PIÑERA
Sebastián Piñera no perdió la oportunidad de responderle a su homólogo boliviano, señalando que el Tratado de 1904, que zanjó los temas pendientes de la Guerra del Pacífico ni es injusto ni fue impuesto y está “plenamente vigente”, y en consecuencia pidió que lo respete.

“Los temas de soberanía no se negocian por intereses económicos”, zanjó Piñera en respuesta a la oferta de Morales de entregar a Chile gas boliviano a cambio de salida soberana al mar.