Ex jefe antidrogas de Evo Morales fue condenado a 14 años de prisión por narcotráfico

El general retirado René Sanabria se declaró culpable en junio tras ser detenidos en Panamá

Ex jefe antidrogas de Evo Morales fue condenado a 14 años de prisión por narcotráfico

El ex jefe antidrogas boliviano René Sanabria, quien ostentó ese cargo durante el gobierno de Evo Morales, fue condenado este viernes a 14 años de prisión en Estados Unidos por un caso de tráfico de cocaína.

El general retirado, ex jefe de la principal unidad boliviana contra el narcotráfico, más conocido como el ‘zar antidrogas’ del gobierno de Morales, se declaró culpable en junio del cargo de conspiración para el contrabando de cocaína en Estados Unidos.

Sanabria y un socio fueron detenidos este año cuando esperaban un vuelo de conexión en Panamá. Los arrestos se produjeron tras una operación encubierta de la agencia antidrogas de Estados Unidos, DEA, donde agentes se hicieron pasar por narcotraficantes colombianos.

En el momento del arresto, Sanabria era director de una unidad de inteligencia antidroga dependiente del Ministerio del Interior boliviano. El caso provocó múltiples enfrentamientos políticos en Bolivia y Morales llevó a cabo una reorganización de los altos cargos de seguridad a principios de este año.

BRINDABA PROTECCIÓN A NARCOS
De acuerdo con funcionarios estadounidenses, Sanabria ofreció brindar protección a envíos de cocaína organizados por su socio Marcelo Foronda —condenado a nueve años— desde Bolivia, tercer productor de esta droga en el mundo, a Estados Unidos.

El año pasado, en un envío de prueba arreglado por agentes encubiertos de la DEA, se hallaron unos 144 kilos de cocaína en Miami escondidos en un contenedor de carga que tenía rocas de zinc y había viajado por tierra desde Bolivia hasta un puerto chileno.

Sanabria tenía a un grupo de hombres en la frontera boliviana para garantizar el paso seguro del contenedor a Chile, según documentos de la corte.

Fiscales estadounidenses dicen que Sanabria y un oficial de policía boliviano solicitaron un pago de 260.000 dólares que sería depositado en cuentas en Hong Kong.