Fidel Castro advierte que agresión a Irán desatará "guerra sangrienta"

Una agresión en la República Islámica no guarda similitud con las aventuras bélicas de Israel en Iraq y Siria

Fidel Castro advierte que agresión a Irán desatará "guerra sangrienta"

Fidel Castro considera que una agresión a Irán desataría “inevitablemente” una “sangrienta guerra”, según advierte en un artículo publicado hoy en el que defiende que ningún país del mundo debería poseer armas nucleares.

“Por su capacidad de lucha, el número de habitantes y la extensión del país, una agresión a Irán no guarda similitud con las aventuras bélicas de Israel en Iraq y Siria. Una sangrienta guerra se desataría inevitablemente. Sobre eso no debe haber duda alguna” escribe el líder cubano en la segunda parte de un artículo titulado “Cinismo genocida”.

El ex presidente opina que Israel tiene intención de atacar Irán igual que lo hizo contra el armamento nuclear de Siria, en 2007, e Iraq en 1981, acciones que, según Castro, contaron “con el apoyo de Estados Unidos y la Alianza Atlántica”.

Destaca que Israel nunca ha reconocido su carácter de país nuclear pero se calcula “que posee entre 200 y 500 armas de ese tipo”.

“Gracias a la posesión de las armas de destrucción masiva es que Israel ha podido desempeñar su papel como instrumento del imperialismo y el colonialismo en esa región del Medio Oriente” subraya Castro.

En este sentido, el líder cubano se pregunta si el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) tiene “derecho moral a sancionar y asfixiar a un país (en referencia a Irán) si intenta hacer en su propia defensa lo que Israel hizo en el corazón del Oriente Medio”.

“Pienso realmente que ningún país del mundo debe poseer armas nucleares, y que esa energía debe ponerse al servicio de la especie humana. Sin ese espíritu de cooperación la humanidad marcha inexorablemente hacia su propia destrucción”, asevera el expresidente cubano.

También opina que entre los ciudadanos de Israel, “un pueblo sin duda laborioso e inteligente, muchos no estarán de acuerdo con esa disparatada y absurda política que los lleva también al desastre total”.

Fidel Castro, de 85 años, se encuentra retirado del poder desde 2006 cuando una enfermedad le llevó a ceder todos sus cargos a su hermano Raúl, quien fue confirmado como presidente de Cuba en 2008.