FOTOS: egipcios se suman a la “marcha del millón” contra Mubarak

ONU estimó 300 fallecidos y 3.000 heridos en los últimos días en dicho país

Más de 100.000 personas se congregaron hoy en la plaza Tahrir, en el centro de El Cairo, y en las calles adyacentes para exigir, en la octava jornada de protestas, la dimisión del presidente egipcio, Hosni Mubarak.

Ante la mirada de los soldados, que no intervinieron, civiles apostados en los accesos a la plaza estaban registrando a los manifestantes y controlando sus documentos de identidad. Esta vez había notablemente más miembros de los Hermanos Musulmanes (organización está oficialmente prohibida en Egipto, pero cuenta con muchos seguidores y podría participar en un nuevo gobierno formado por la oposición) entre los manifestantes que en anteriores ocasiones. De momento no se han registrado enfrentamientos con los manifestantes antigubernamentales, aunque el ambiente está muy caldeado.

De forma paralela a la concentración opositora se reunieron en el centro de El Cairo unos 2.000 seguidores de Mubarak que gritaban “¡Sí a Mubarak, no a las manifestaciones y el sabotaje!”.

Según la emisora británica BBC, que cita a medios de seguridad, el gobierno ha bloqueado no solo las comunicaciones ferroviarias con la capital sino también las principales calles de la ciudad para obstaculizar la llegada de manifestantes desde el interior del país. La oposición pretende reunir hoy a un millón de personas en las calles de la capital egipcia.

300 FALLECIDOS
La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, estimó hoy la cifra de muertos en las protestas en Egipto de los últimos días en unas 300 personas y elevó el número de heridos a otras 3.000, citando reportes no confirmados.

Se trata de cifras muy superiores a las estimadas hasta ahora. Pillay consideró que la situación es preocupante. “Ante las expectativas de que salgan a la calle un millón de personas el martes, insto tanto al Ejército como a la policía a atuar con el máximo cuidado y moderación’‘, aseveró.

Agregó que las “autoridades tienen la clara obligación de proteger a la población, incluido su derecho a la integridad, a reunirse y a la libertad de expresión”, advirtió Pillay al gobierno en El Cairo.

Además llamó al Ejecutivo a restablecer la libertad de información y, por tanto, también a desbloquear Internet. La “persistente violación de los derechos humanos en Egipto” es un elemento clave que alienta las protestas, sostuvo. “La población parece rechazar inequívocamente un sistema que niega los derechos fundamentales de las personas y que ha cometido una serie de graves violaciones, como la tortura ampliamente extendida”.

PROPONEN OTRO PRESIDENTE
Los Hermanos Musulmanes propusieron hoy al presidente del Tribunal Constitucional Supremo, Faruk Sultán, como sustituto de Hosni Mubarak, a quien consideran un presidente “ilegítimo”, dijo a Efe Mahmud Gazali, dirigente de la principal fuerza opositora egipcia.

“El régimen ha perdido su legitimidad y entonces, según la Constitución, el presidente del Parlamento (Fathi Surur) debe asumir la presidencia del país, pero como Surur tampoco es válido, en caso de que se disuelva el Parlamento, es el jefe del Tribunal Constitucional Supremo quien debería ser presidente”, explicó.

Según el dirigente del grupo islámico ilegalizado, tras el nombramiento como presidente de Sultán se formaría un Gobierno de salvación nacional con miembros aceptados por el pueblo. Después de este paso, se celebrarán elecciones parlamentarias transparentes y se reformará la Constitución, tras lo cual se convocarán comicios presidenciales.


Tags relacionados

Egipto

El Cairo

Protestas en Egipto