Fracasaron conversaciones con Irán para que desista de enriquecer uranio

Diálogo se entrampó luego de que el Consejo de Seguridad de la ONU se negara a derogar las sanciones contra Teherán

Fracasaron conversaciones con Irán para que desista de enriquecer uranio

Las conversaciones del Grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, Rusia, China, Reino Unido y Alemania) con Irán sobre el objetivo de su industria nuclear – que occidente sospecha tiene fines bélicos – concluyeron el sábado sin acuerdo alguno.

Las conversaciones fracasaron debido a la insistencia de Irán de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas derogue las sanciones que le impuso por su negativa a suspender el enriquecimiento de uranio, precisó la comisionada de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton.

Irán pretendía además que las seis potencias le reconocieran su derecho a enriquecer uranio, pero Ashton dijo que esas condiciones son inaceptables.

El enriquecimiento de uranio se ha convertido en foco de preocupación internacional debido a que permite la elaboración de combustible nuclear y materiales para la fabricación de ojivas atómicas.

Irán insiste que su programa de enriquecimiento de uranio busca la generación de energía con fines pacíficos.

Además, rechazó enviar al extranjero una cantidad limitada de su uranio enriquecido a cambio de combustible para su reactor de investigación, dijo Ashton.

DECEPCIÓN
“Había esperado una discusión detallada y constructiva de esas ideas. Pero quedó diáfanamente claro que la parte iraní no está preparada para ello a no ser que aceptáramos las condiciones relacionadas con el enriquecimiento (de uranio) y las sanciones” de las Naciones Unidas.

“Estas dos condiciones no son una forma de proceder”, dijo la Comisionada a los periodistas. Ashton insistió que “nuestras propuestas siguen vigentes. Nuestra puertas siguen abiertas. Nuestras líneas telefónicas siguen abiertas.

“El proceso puede avanzar si Irán decide responder positivamente”, indicó la comisionada. “esperaremos ahora a ver si lo hace”.

La República Islámica de Irán se niega a colaborar con la ONU en la inspección de sus instalaciones atómicas.