Francia expulsó a otros 284 gitanos rumanos acusados de ser ilegales

El gobierno de Nicolas Sarkozy tiene previsto completar en las próximas semanas la deportación de cerca de mil gitanos búlgaros y rumanos

Muchas familias dejaron Francia y tuvieron que volver a su país de origen. (Video: YouTube / Foto: AP)

Un grupo de 284 ciudadanos rumanos de etnia gitana llegó el jueves a Bucarest en dos vuelos procedentes de París y Lyon, dentro del plan de Francia para expulsar a cientos de miembros de esta comunidad que, asegura, viven irregularmente en el país.

Según informó el diario Evenimentul zilei, algunos de los deportados se quejaron a su llegada de haber sido obligados a abandonar Francia.

“Si no nos queríamos ir, nos expulsaban”, dijo uno de los gitanos, que aseguró que regresará a Francia. La semana pasada llegaron a Rumanía los primeros 200 repatriados por París.

CONTINUARÁN LAS DEPORTACIONES
Francia tiene previsto completar en las próximas semanas la deportación de cerca de mil gitanos búlgaros y rumanos que viven en campamentos ilegales en varias ciudades galas.

Mientras tanto, representantes del Gobierno rumano mantienen contactos en París con las autoridades francesas para buscar soluciones al problema y rebajar la tensión entre los dos países.

Francia acusa a Rumanía de no integrar y controlar a sus gitanos, y ha amenazado con bloquear su ingreso al espacio Schengen, previsto para marzo de 2011.

Por su parte, Bucarest ha criticado el trato dispensado por el Gobierno francés a sus ciudadanos y teme que se atropelle el derecho a la libre circulación de personas dentro de la Unión Europea (UE).

El secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Pierre Lellouche, anunció que los dos países podrían cursar una petición conjunta a la UE para que el país balcánico obtenga más dinero para integrar a sus gitanos. De este modo Francia pretende evitar el regreso a su territorio de los repatriados.