Gobernador republicano lanzará candidatura a Presidencia de EE.UU.

De ser elegido por su partido, el texano Rick Perry (61) sería el rival de Barack Obama en los comicios de 2012

Gobernador republicano lanzará candidatura a Presidencia de EE.UU.

El gobernador republicano de Texas, Rick Perry, anunciará oficialmente su candidatura presidencial para el 2012 el próximo sábado, con lo que pone fin a varios meses de especulaciones, informó la cadena de noticias CNN.

Perry, del sector conservador republicano, efectuará el anuncio formal durante un encuentro político en Charleston (Carolina del Sur), indicó una fuente del Partido Republicano.

Al igual que en Iowa, donde siete de los precandidatos republicanos celebrarán un debate esta noche, Carolina del Sur es uno de los primeros estados de la nación en los procesos de primarias y asambleas partidistas.

En una entrevista que publica hoy la revista Time, Perry, de 61 años, restó importancia a la capacidad del presidente Barack Obama de recaudar fondos multimillonarios para sus esfuerzos de reelección.

“Creo que seremos bastante competitivos en cuanto a recaudación de fondos”, dijo Perry, quien afirmó que tiene “calma en su corazón” y está preparado para la contienda.

Entre los otros líderes republicanos en liza figuran el exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney; la legisladora y el exgobernador de Minesota, Michele Bachmann y Tim Pawlenty, respectivamente; el exgobernador de Utah, Jon Huntsman, y el legislador de Texas, Ron Paul.

También se encuentran el expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, el exsenador de Pensilvania, Rick Santorum, y el empresario Herman Cain.

“Les doy la bienvenida, pero no creo que amenacen en absoluto el objetivo de mi campaña”, dijo Cain durante un debate presidencial entre los aspirantes republicanos en Ames (Iowa).

ESPERAN PROPUESTAS PARA GENERAR EMPLEO
Pawlenty, por su parte, esperó que Perry “aporte nuevas propuestas que permitan profundizar en el asunto de cómo mejorar la creación de empleo” en los debates del grupo de candidatos.

Paul consideró que el nuevo aspirante “representa el estatus quo del país”, mientras que Gingrich consideró “positivo” que haya una nueva incorporación a la carrera republicana y subrayó que Perry tiene “un buen historial de creación de empleo en Texas”.

Según un promedio de encuestas recientes realizado por RealClearPolitics, Perry cuenta con el 15% de apoyo electoral entre los votantes republicanos, detrás del que sería su principal rival, Romney, con un 20%.