El gorila y el hombre tienen más en común de lo que se creía

Científicos descifraron el genoma completo del último de los grandes primates y pariente más cercano de los seres humanos

El gorila y el hombre tienen más en común de lo que se creía

Científicos han descifrado el genoma completo del gorila, el último de los cuatro grandes primates que aún faltaba decodificar, y que llevó a resultados sorprendentes.

“Nuestros datos son las última pieza genética que nos faltaba para el rompecabezas”, dijo Richard Durbin, uno de los autores del estudio realizado por el Instituto Británico de Sanger, de la fundación Wellcome Trust.

El gorila, un animal en peligro de extinción, es después del chimpancé y del orangután el pariente más cercano de los seres humanos en todo el Reino Animal.

SEPARACIÓN EVOLUTIVA
Se logró descifrar sobre todo el genoma de Kamilah, un representante de la subespecie del gorila occidental de llanura o planicie (Gorilla gorilla gorilla).

“El genoma del gorila es importante, porque arroja luz sobre el momento en que nuestros antepasados se distanciaron de nuestros parientes más cercanos en la evolución”, dijo el científico Aylwyn Scally. El estudio fue publicado en la revista “Nature”.

De acuerdo con los datos, la separación evolutiva en el ser humano y el chimpancé se produjo hace seis millones de años, mientras que en el gorila ocurrió hace diez millones de años. La separación de gorilas de planicie occidentales y orientales se produjo hace 1,75 millones de años.

CAMBIOS GENÉTICOS COMUNES
De la investigación se desprende también que los gorilas y el hombre están más estrechamente relacionados de lo que se pensaba.

Sin embargo, incluso después del nuevo estudio permanece inmutable el hecho de que el chimpancé es el pariente más cercano del Homo Sapiens. “Quince por ciento del genoma humano está más cerca del gorila que del chimpancé y 15 por ciento del genoma del chimpancé está más cerca del gorila que del ser humano”, señalan los científicos. Los gorilas, al igual que los chimpancés, viven en África central.

“Hemos encontrado que los gorilas tienen muchos cambios genéticos comunes con los seres humanos, incluyendo el desarrollo de la audición”, dijo Chris Tyler-Smith, del Instituto Sanger. Hasta ahora se pensaba que el rápido desarrollo del sistema auditivo humano estaba relacionado con el desarrollo del lenguaje.

De acuerdo con las comparaciones genómicas, en el gorila el sistema auditivo se desarrolló con una rapidez similar a la del humano. “Tanto en los gorilas, en los chimpancés y en los seres humanos los genes relacionados con el sentido del tacto, del oído y el cerebro mostraron un desarrollado acelerado. Pero sobre todo en el gorila y en el hombre”, afirma el informe científico.