Grecia en crisis: Gobierno pide apoyo para reformas económicas

Con nuevo ministro de finanzas se intenta llamar a la calma a la población mientras se busca acceder al rescate de la Unión Europea

Grecia en crisis: Gobierno pide apoyo para reformas económicas

El primer ministro de Grecia, George Papandreou, asediado por las protestas públicas y el disentimiento en su propio partido, pidió el domingo a los griegos que apoyen las impopulares reformas económicas y eviten una catastrófica bancarrota.

Papandreou se dirigió al Parlamento al inicio del debate sobre la aprobación de su nuevo Gabinete, a puertas de una reunión de ministros de Finanzas de la zona euro en Luxemburgo que se espera libere un nuevo tramo de ayuda financiera a Grecia.

Papandreou, con su propio futuro político pendiendo de un hilo, afirmó que Grecia se encuentra en un punto crítico y sus reservas de efectivo pronto se verían agotadas sin el tramo de 12.000 millones de euros de la Unión Europea y el FMI.

“Las consecuencias de una violenta bancarrota o la salida del euro serían inmediatamente catastróficas para hogares, bancos y la credibilidad del país”, declaró al Parlamento.

NUEVAS CABEZAS EN EL GABINETE
El líder griego renovó su Gabinete para reducir la oposición en su propio partido, después de la partida de tres importantes políticos y luego que las protestas amenazaran un plan de cinco años con nuevas alzas de impuestos, privatizaciones y recortes de gastos acordado por Atenas con su prestamistas internacionales.

El nuevo ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, dijo a la prensa en Luxemburgo antes de la reunión que el reformado gabinete estaba comprometido con el programa de ayuda, pese a las sugerencias de algunos analistas que han indicado que podría intentar diluir su implementación.

“Es una gran oportunidad para reiterar el fuerte compromiso del Gobierno griego y la fuerte voluntad del pueblo griego para la implementación del programa”, indicó.

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional exigieron el plan de reformas a cambio del nuevo rescate por 120.000 millones de euros (172.000 millones de dólares) que Grecia, fuera de los mercados de bonos, necesitará para pagar sus cuentas hasta 2014.

Venizelos ha sugerido que pedirá a sus pares de la zona euro que aprueben algunos cambios al plan de austeridad.

El ministro no entregó detalles, pero su predecesor prometió anteriormente frenar las alzas de impuestos al combustible de calefacción y elevar el margen de propiedades libres de impuestos.

CONTINÚAN LAS QUEJAS DE LA OPOSICIÓN
El principal líder opositor, Antonis Samaras, llamó desde el Parlamento a que Papandreou renuncie para realizar nuevas elecciones y renegociar el rescate.

“¿Por qué el Gobierno insiste en que apoyemos el error? No busca consenso sino complicidad”, declaró.

Papandreou exhortó a la oposición a “dejar de luchar en estos tiempos críticos, dejar de enviar la imagen de que el país se está separando”.