Grecia se acerca a formar gobierno de coalición, pero con dificultades

La Coalición de Izquierda Radical (Syriza) mantiene oposición de firme resistencia a formar un gobierno de austeridad

Grecia se acerca a formar gobierno de coalición, pero con dificultades

Los políticos de Grecia en disputa se enfrascaron el viernes en un último y desesperado intento por crear un gobierno de coalición, con pocas posibilidades de llegar a un acuerdo y con el futuro del país dentro de la Eurozona en riesgo. En las últimas horas, Evangelos Venizelos, líder del Partido Socialista (Pasok) se reunió con Antonis Samaras del conservador Nueva Democracia, y con el pequeño partido Izquierda Democrática (Dimar), de Fotis Kouvelis, para formar un gobierno de coalición con cierto éxito.

El domingo, los votantes castigaron a los dos principales partidos griegos, el conservador Nueva Democracia y el socialista Pasok, por su manejo de la crisis financiera del país, reemplazándolos por un gran número de pequeños partidos de derecha e izquierda. El resultado fue un Parlamento ahorcado, sin un partido capaz de crear un gobierno.

Las elecciones generales del pasado 6 de mayo no dieron a ningún partido político la cantidad de votos necesarios para considerarse gobernante. A menos que se logre un acuerdo, el país sostendrá nuevas elecciones el mes próximo. La inestabilidad política ha alarmado a los acreedores europeos de Grecia, que consideran amenazado el paquete de rescate financiero internacional para la nación y la posibilidad de que ésta continúe en la Eurozona.

UN REVÉS
Las esperanzas de un acuerdo entre el ganador de la elección Nueva Democracia y el tercer lugar Pasok con el pequeño partido Izquierda Democrática de Fotis Kouvelis sufrieron un revés cuando Kouvelis insistió en que él no podría formar parte de un gobierno conformado sólo por conservadores y socialistas.

Kouvelis insistió en que cualquier alianza debe incluir a Alexis Tsipras, cuya Coalición de Izquierda Radical o Syriza obtuvo el segundo lugar en los comicios.

LA IZQUIERDA MUESTRA RECHAZO
Syriza, que se opone al rescate financiero, ganó 16,78% de los votos y 52 escaños en el Parlamento de 300 integrantes.

Hasta ahora, Tsipras se ha negado a incorporarse a un gobierno que no rechace los términos de las medidas de austeridad que se contemplan en el rescate financiero de Grecia, al argumentar que los recortes de gasto y de impuestos destruyen las posibilidades de que la nación se recupere de su profunda crisis financiera.

“Sin Syriza, un gobierno no puede crearse en armonía con la voluntad del pueblo, representando la fortaleza de cada partido político. Dejamos en claro nuestra postura. No formaremos parte de un gobierno con (solo) Nueva Democracia y Pasok”, agregó.