Habrá un mozo por cada invitado en la fiesta de los Nobel hoy en Estocolmo

Mario Vargas Llosa pronunciará un breve discurso en el banquete posterior a la premiación, ante la realeza sueca

Habrá un mozo por cada invitado en la fiesta de los Nobel hoy en Estocolmo

Siga AQUÍ toda la información sobre la entrega del Premio Nobel de Literatura a nuestro escritor Mario Vargas Llosa

La fiesta más importante del mundo intelectual se celebra hoy en Estocolmo. Tras la ceremonia de premiación del Nobel, más de 1.500 invitados asistirán a la cena de gala en el Concert Hall de la ciudad, donde se dispondrá de un mozo por cada invitado, a fin de que la comida se sirva al unísono para la totalidad de asistentes, incluidos los miembros de la realeza sueca, incluido el rey Carlos Gustavo de Suecia, que entregará los premios.

Amenizada con interludios musicales a cargo de la Orquesta Filarmónica Real de Estocolmo, la ceremonia de reconocimiento en Física, Química, Fisiología o Medicina, Economía, Literatura y Paz se ciñe a un estricto protocolo. Si bien la vestimenta de las invitadas no tiene restricciones, los hombres sí están obligados a lucir frac negro, con chaleco negro de corte mediano, corbatín, zapatos y medias negras de vestir, pantalón con una franja a cada lado.

La sala estará adornada con más de veinte mil flores enviadas por el Ayuntamiento de San Remo, la ciudad italiana donde murió Alfred Nobel, fundador de los premios, un día como hoy en 1896. Habrá 7.000 piezas de porcelana, 5.000 de vidrio y 10.000 cubiertos para el servicio de los invitados.

El menú, aún, sigue siendo un misterio, aunque se sabe que al igual que el año pasado, será el cocinero Niclas Wahlström el encargado de diseñarlo. El cheff dice que es un reto servir al mismo tiempo a tantos comensales y que el menú debe tener en cuenta la practicidad de su servicio y los insumos que están de temporada por estos días.

VARGAS LLOSA DARÁ DISCURSO EN BANQUETE
Y aunque los Nobel no podrán pronunciar ningún discurso en la premiación, en el banquete posterior, Mario Vargas Llosa y otros dos laureados sí podrán dirigirse a la realeza sueca, al resto de laureados y a sus invitados. Este discurso deberá ser breve, cariñoso y casual, no una lectura.

El premio que se le entregará a nuestro compatriota consistirá en una medalla, un diploma y un certificado monetario equivalente a diez millones de coronas (US$1,09 millones).