Hija del temido ‘Chapo Guzmán’ cayó tratando de entrar a Estados Unidos

Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, quien dijo ser la hija uno de los capos del narcotráfico más buscados del mundo, usaba el pasaporte de otra persona

Hija del temido ‘Chapo Guzmán’ cayó tratando de entrar a Estados Unidos

La hija de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, uno de los capos del narcotráfico más buscados del mundo, fue arrestada bajo sospecha de intentar ingresar a Estados Unidos con el pasaporte de otra persona, dijeron el lunes funcionarios de Estados Unidos.

Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, de 31 años, fue detenida el viernes en el puerto internacional de San Ysidro, al sur de San Diego y fronterizo con Tijuana, México. Fue acusada de fraude y uso indebido de visas, permisos y otros documentos.

Guzmán Salazar le dijo a las autoridades estadounidenses que su padre es Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, en México. Los funcionarios hablaron bajo condición de guardar el anonimato por no estar autorizado a hablar públicamente del arresto.

Una mujer con ese nombre fue acusada en una corte federal en San Diego. Kelly Thornton, portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos, dijo que no podía confirmar que la mujer acusada sea la hija de Guzmán.

SERÁ INTERROGADA
Guzmán Salazar contrató al abogado Jan Ronis para que la defienda. La lista de clientes de Ronis ha incluido a varias personas relacionadas con la delincuencia organizada, como Benjamín Arellano Félix, el caído líder del cártel de las drogas del mismo nombre y quien fuera uno de los capos más poderosos de México. Ronis dijo que estaba empezando a empaparse del caso y se negó a opinar sobre las acusaciones.

Según la acusación, Guzmán Salazar intentó entrar a suelo norteamericano a pie, presentando una visa de no inmigrante en un pasaporte mexicano. Ella dijo a las autoridades que tenía la intención de ir a Los Angeles para dar a luz a su bebé.

La importancia de la detención dependerá de lo que Guzmán Salazar pueda decir a las autoridades sobre su padre, incluidos números de teléfono, dijo David Shirk, director del Instituto Transfronterizo de la Universidad de San Diego.

“No sabemos exactamente lo que sabe”, dijo Shirk. “Puede que solo sea un hecho interesante en la guerra contra las drogas o podría ser una pista vital para hacer cumplir la ley… Este es el tipo de situaciones azarosas que podrían cambiar el rumbo de la marea”, agregó.

El Cártel de Sinaloa controla el tráfico de drogas en gran parte de los casi 3.000 kilómetros de longitud que tiene la frontera de México con Estados Unidos, especialmente en su parte occidental.