Hijos adoptivos de dueña de “Clarín” serán sometidos a pruebas de ADN

El máximo tribunal penal de Argentina ordenó que se investigue si Marcela y Felipe Noble fueron niños robados o desaparecidos bajo la última dictadura militar

Hijos adoptivos de dueña de “Clarín” serán sometidos a pruebas de ADN

El máximo tribunal penal argentino ordenó que Marcela y Felipe, hijos adoptivos de Ernestina Noble (85), dueña del mayor conglomerado mediático de dicho país, entre los que destaca el diario ‘Clarín’, se sometan a una extracción de ADN –tanto de sangre, como de saliva y cabellos- para determinar si estos fueron niños robados o desaparecidos en la última dictadura militar entre 1976 y 1983 (presidido principalmente por Jorge Rafael Videla).

Para ello cotejarán las pruebas, “con o sin consentimiento” de los hijos (ambos de 35 años), con otras almacenadas en el Banco Nacional de Datos Genéticos. El fallo puede ser objeto de recurso en la Corte Suprema, informó “El País”.

El supremo de Argentina estableció que se limite “la comparación de los perfiles de ADN obtenidos de las muestras de Marcela Noble” a las muestras aportadas al archivo nacional de datos genéticos “por parientes de personas detenidas o desaparecidas con certeza hasta el 13 de mayo de 1976”.

De otro lado, en el caso de Felipe Noble, se dispuso que la comparación se realice con muestras aportadas “por parientes reclamantes con relación a personas detenidas o desaparecidas con certeza hasta el 7 de julio de 1976”.

Ambos, que no tienen lazos entre sí, atribuyeron que la medida forma parte de una batalla política que enfrenta el grupo “Clarín” contra el partido de Gobierno y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Esta medida fue pedida por la asociación humanitaria ‘Abuelas de Plaza de Mayo’ en una querella iniciada hace diez años.

SOBRE LAS ‘ABUELAS DE LA PLAZA DE MAYO’
La finalidad de este grupo es localizar y restituir a sus legítimas los niños secuestrados o desaparecidos durante la dictadura militar y obtener el castigo para los responsables.

Hasta la fecha esta agrupación ha identificado a unos 102 “nietos desaparecidos”. En pocos casos los afectados se habrían negado a brindar muestras biológicas, pues ello supondría implicar a sus padres adoptivos en un delito.

Si bien las ‘Abuelas de la Plaza de Mayo’ dijeron comprender la molestia de Marcela y Felipe Noble al pedirles que se sometan a pruebas de ADN, señalaron que la familia de los desaparecidos también tiene el derecho de conocer el destino de los bebes que les arrebataron.

Más de 500 infantes fueron secuestrados durante la dictadura militar y varios de ellos fueron entregados ilegalmente en adopción, en muchos casos a militares y policías implicados en la represión. El delito que corresponde a este hecho es considerado de lesa humanidad y no prescribe.