Iglesia belga reconoció que su clero cometió abusos sexuales y ahora busca una salida a su crisis

Pidió que los culpables admitan sus delitos. “El informe y el sufrimiento que contiene nos hace temblar”, afirmó el arzobispo Andre-Mutien Leonard

Iglesia belga reconoció que su clero cometió abusos sexuales y ahora busca una salida a su crisis

La Iglesia Católica belga admitió el lunes que su clero cometió abusos sexuales durante décadas y pidió tiempo para formular un sistema que castigue a los culpables y ayude a las víctimas.

Los comentarios se realizaron en respuesta a un informe emitido el viernes en que cientos de víctimas de abusos sexuales revelaron detallados casos de abuso por parte del clero en todo el país durante los últimos 50 años.

El arzobispo de Bélgica, Andre-Mutien Leonard, dijo el lunes durante una rueda de prensa que un “sentimiento de cólera e impotencia” se ha apoderado de la Iglesia.

“El informe y el sufrimiento que contiene nos hace temblar”, dijo a los reporteros. Señaló que la crisis que afecta a la Iglesia es tan intensa que es imposible encontrar una solución fácil al problema. “Queremos aprender las lecciones necesarias de los errores cometidos en el pasado”, dijo Leonard, añadiendo que eso supondría “un largo proceso de verdad”.

El reporte, realizado por una junta independiente con enlaces a la Iglesia, destacó las declaraciones de parientes de al menos 13 víctimas que se suicidaron tras los abusos. Cientos de personas más se quejaron de sufrir traumas, algunas veces hasta 50 años después de los abusos.

El reporte destacó que el abuso no sólo se limitaba al toqueteo sino que a menudo se trataba de abuso oral y anal, masturbación forzada y masturbación mutua. Los casos se reportaron en cada sector de la Iglesia, especialmente en internados. Gran parte de los casos ocurrieron durante los años 60 y 70.

“Fue impresionante, algo que nos dejó perplejos pero también algo muy positivo. Fue exactamente lo que queríamos: transparencia y que la verdad saliera a la luz”, dijo Leonard al canal de televisión VRT.

Ahora, el desafío está en cómo responder al reporte, dijo Leonard.“El desafío es tan grande y genera tantas emociones, es imposible para nosotros presentar una nueva propuesta con todo detalle (ahora)”, dijo Leonard sobre los planes de la Iglesia.

La Iglesia también pidió que los culpables de abusos admitieran sus delitos.